«Yo no he hecho nada»

Me han puesto un cargo como el que le pusieron al ‘Chapo’, por tráfico de droga. Usted puede visitar a mis padres en San Miguel y puede ver cómo viven ellos”.

«Arrepentido, la verdad… no estoy arrepentido de nada en mi vida, porque yo no he hecho absolutamente nada para llegar a esta situación. No voy a declararme culpable de algo que yo no he cometido. Mañana que me culpen (en el juicio) de algo, va a ser porque ellos quieren, no porque yo lo haya cometido. No hay un papel que diga, no hay ninguna víctima que diga que yo fui o que yo mandé a hacer algo», dice enfático Miguel Ángel Corea Díaz mientras un oficial de la cárcel lo interrumpe.

El salvadoreño tiene tatuajes alusivos a la pandilla; por esos tatuajes fue identificado durante el operativo en el que fue detenido. Y aunque sabe que esos tatuajes ahora son una marca de la pandilla que tendrá toda la vida, está cómodo con ellos.

¿Se arrepiente de haber hecho algunas cosas que no debió y de tener los tatuajes de la pandilla?

Cuando uno tiene tatuajes… arrepentido, arrepentido no estoy y no puedo hablar de esas situaciones, porque se acerca el juicio y no puedo hablar de más.

A usted lo señalan como el líder de la MS, lo han comparado con «el Chapo» Guzmán. ¿Cómo se defiende ante esos señalamientos?

Me han puesto un cargo como el que le pusieron al «Chapo», por tráfico de droga. Usted puede visitar a mis padres en San Miguel y puede ver cómo viven ellos y están lejos de lo que están diciendo. Se tapaban los apellidos cuando llegué a la prisión, porque decían que iba a tomar represalias con ellos, eso jamás.

La policía dijo que había recibido amenazas cuando fue detenido.

Es mentira. Es mentira que hay reclutamiento de la pandilla, eso se lo han inventado. Hay un montón de anormalidades. Me están poniendo casos de Houston, en Maryland y yo estoy en Nueva York, aquí no tienen ninguna jurisdicción para abrir casos de Maryland y me están juzgando por cosas de allá. No me han encontrado ni dinero, ni propiedades.

Si no encontraron nada, ¿por qué lo arrestaron? La policía dijo que lo estaban buscando.

Yo andaba en un lugar que no tenía que andar, visitando a alguien, y llegaron ahí y me arrestaron. Pero ellos no me estaban buscando. Hablo por mí, no por nadie más. Lo que pasó fue que ellos hicieron una operación, la DEA y el FBI y diferentes policías. Estaba en Maryland de paseo, porque tenía familia, hijos, esposa, ahí.

Lo que pasa es que en el lugar donde estaba, ellos encontraron droga.

Droga valorada en un millón de dólares.

Pero cuando llevaron el caso a la corte, el juez dijo que era muy débil para ponerme en prisión, ellos hallaron mucha droga, pero no me la podían poner a mí, porque primero no era el dueño de donde encontraron eso y no tenía ni llave ni nada para entrar a ese departamento. Pasó eso y me botaron los cargos, porque no hallaron nada que comprobara eso.

¿De dónde salió entonces que usted es el líder de la pandilla?

En Nueva York me sacaron en las noticias y dijeron que yo era el líder de todo el este de Estados Unidos. ¿Se imagina? Nadie puede ser un líder de una pandilla en toda la Costa Este.

¿Entonces por qué dicen las autoridades que usted es el líder y que además mantenía contacto con los líderes de la mara en El Salvador?

No quisiera hablar mucho de esas situaciones.

¿Conoce a algún líder de pandillas en El Salvador?

No. Y nunca he estado preso en El Salvador. No he tenido ningún problema, ni tan siquiera nada, ningún problema con la justicia allá.

La policía dice que tiene grabaciones de llamadas telefónicas entre usted y otra persona, que lo incriminan en los crímenes de los que lo acusan, ¿de qué se tratan esas llamadas?

Son llamadas que no están completas y usan lo peor de la versión de la llamada, pero no ponen toda la llamada.

Por ejemplo, usted puede estar hablando conmigo de algo y a mitad de la conversación, yo le digo que fui a comprar una camisa y tú me dices ‘Miguel, te asesinaron con esa camisa’, pero te refieres a que me estafaron con el precio de camisa. Mencionas un asesinato, pero no te estás refiriendo a que matamos a alguien. Todas esas cosas las están poniendo como malas para decir que yo controlaba y decía muchas cosas.

Yo no quiero arruinar el proceso y por eso no puedo decir más de esas llamadas. Se han sacado de contexto.

¿Conoce a la persona o personas que están en esas llamadas?

Solo son voces y las llamadas… lo único que puedo decir es que cuando hacen un caso, tiene que ser bien verídico y ponen mi nombre, pero la otra voz que aparece en la llamada no le ponen nombre. O sea, que ni ellos mismos saben con quién estoy hablando.

¿Usted hizo esas llamadas y sabe con quién habló en esas llamadas?

Lo único que puedo decir es que esas personas no son de Nueva York y estoy siendo juzgado en Nueva York.

En los documentos de su caso, hay acusación por conspiración en más de dos asesinatos y esas llamadas son parte de las pruebas.

Para tener conspiración de muerte, el cargo que me están poniendo tiene que haber una llamada, tiene que haber una víctima y en el caso mío, no hay ninguna víctima. En toda esta situación no hay nada en lo que yo haya dicho a alguien ‘ve allá y haz todo esto’. Puede haber 100 pandilleros, pero solo porque tengan un tatuaje, no significa que alguno hizo todo lo que las autoridades dicen que hizo. 

Artículo publicado en LPG:

https://www.laprensagrafica.com/amp/internacional/Yo-no-he-hecho-nada-20190728-0448.html?__twitter_impression=true&fbclid=IwAR12-zXxPGsqfl2y0mfzcrBXkEEqS-HwZ7KvziQHxCCBSAgc5zS4vknNi0U