“…Yo más que nadie deseo que la vacuna llegue a todos” Milagro Orellana

Milagro Orellana momento en que recibe la vacuna contra Covid-19. Foto: Cortesía.

Por Elida Moreno

La periodista y corresponsal de la Voz de la Diáspora, Milagro Orellana recibió la vacuna contra la COVID-19 junto a un grupo de salvadoreños y mexicanos que trabajan al frente de la primera línea de atención de pacientes en el Estado de California, Estados Unidos.

Orellana dijo que fue una experiencia muy positiva ya que le redujo el estrés que genera el miedo a contagiarse, le da mayor confianza y seguridad para regresar al trabajo y salir a las calles, aunque sabe que debe mantener las medidas biosanitarias y usar mascarilla.

Varias  horas después de recibir la vacuna de Moderna, Orellana dijo que se sentía en perfecto estado de salud, solo con cierto “hormigueo” en el brazo, y que en febrero recibirá la segunda dosis.

Foto: Cortesía.

La periodista tomó la decisión de vacunarse tras horas de buscar información y pedir orientación a médicos expertos sobre las ventajas de inmunizarse, aunque su mayor incentivo fue mantenerse sana no solo por su propia seguridad, sino por amor y respeto a su familia, y la determinación de seguir trabajando con los pacientes a pesar de los riesgos.

“Dios me ama tanto que el día de hoy, Él me ha permitido estar dentro del grupo de los primeros en vacunarse…Se los juro que yo más que nadie deseo que la vacuna llegue a todos/as”, dijo Orellana.

Orellana exhortó a la población a vacunarse para enfrentar el virus que contagió hasta el martes a 90.9 millones de personas alrededor del mundo, y causó la muerte de 1.9 millones, según fuentes sanitarias.

Foto: Cortesía.

“He visto gente morir como nunca, gente sufriendo, familias llorando y si vacunarse es la solución para derrotar al virus y salir de la pandemia, hay que hacerlo por una responsabilidad sanitaria”, agrega con lágrimas la periodista salvadoreña residente en Los Ángeles California.

En las últimas semanas Orellana se sometió a unas siete pruebas de hisopado para detectar coronavirus por el constante contacto con pacientes contagiados tras un brote en el centro de atención donde labora que contagió a la mitad del personal, y a varios pacientes.

“Milagrosamente todas salieron negativas, Dios me ha guardado y se que tiene un propósito para mi vida” explicó.

La periodista al igual que sus compañeros recibieron la autorización para vacunarse de las autoridades del Estado de California entre los primeros contingentes en ser inmunizados como parte del personal médico y de apoyo en la primera línea de atención de pacientes.

Estados Unidos inició la vacunación a finales de 2020 en medio de un creciente aumento de contagios  por coronavirus en todo el país, que mantiene saturados los hospitales, y ha llegado a matar a miles de pacientes en un solo día.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario!
Ingrese su nombre