Xiomara Castro, candidata del Partido Libre, se perfila como la nueva presidenta de Honduras

La candidata de izquierda y esposa del expresidente Manuel Zelaya, Xiomara Castro celebró el triunfo en las elecciones presidenciales de Honduras

Redacción Voz de la Diáspora

Honduras – La candidata de izquierda y esposa del expresidente Manuel Zelaya, Xiomara Castro celebró el triunfo en las elecciones presidenciales de Honduras y, con una ventaja de casi 20 puntos este lunes tras el escrutinio de más de la mitad de los votos, asegura su camino para convertirse en la primera mujer que gobernará el país centroamericano.

Castro, del partido Libertad y Refundación (Libre), obtiene el 53,61% de los votos, seguida de lejos por Nasry Asfura, el candidato del oficialista Partido Nacional (derecha) con 33,87%, según las últimas cifras del Consejo Nacional Electoral (CNE), cuando se han contado un 51,45% de las actas. En tercer lugar se ubica el aspirante del Partido Liberal, Yani Rosenthal, con 9,21%.

“Buenas noches, ganamos”, dijo Castro, de 62 años, la noche del domingo frente a sus simpatizantes, y prometió un “gobierno de reconciliación”.

“Tiendo la mano a mis opositores porque no tengo enemigos, llamaré a un diálogo (…) con todos los sectores” de Honduras, aseguró Castro.

La candidata es esposa del expresidente Manuel Zelaya (2006-2009), derrocado por una alianza cívico-militar de derecha debido a su acercamiento con la Venezuela de Hugo Chávez.

“Vamos a por una democracia directa y participativa, y hoy le tiendo la mano a mis opositores, llamaré a un diálogo a partir de mañana con todos los sectores de la nacionalidad hondureña para que podamos encontrar puntos de coincidencia que permitan encontrar las bases mínimas par aun próximo Gobierno”, ha declarado la virtual presidenta de Honduras.

“Vamos a construir una nueva era juntos (…) Fuera la guerra, fuera el odio, fuera los escuadrones de la muerta, la corrupción, el narcotráfico, fuera las ZEDE (zonas de empleo y desarrollo económico) y fuera la pobreza”, ha concluido Castro.

Libre se alió con varios partidos para enfrentar al oficialismo, lo que le está permitiendo ganar hasta el momento las alcaldías de la capital, Tegucigalpa, y San Pedro Sula, las dos mayores ciudades del país.

Por su parte, el presidente del Consejo Nacional Electoral de Honduras (CNE), Kelvin Aguirre, ha informado de que en los comicios presidenciales han participado en torno a 3,2 millones de ciudadanos, lo que representa el 62 por ciento del censo electoral.

Sin embargo, el organismo ha recordado que estos primeros datos son preliminares y que, de hecho, el CNE cuenta con 30 días para dar los resultados definitivos del proceso electoral.

De consolidarse el triunfo, Xiomara Castro pondrá fin a una hegemonía de 12 años del Partido Nacional y reemplazará al derechista Juan Orlando Hernández, quien termina su mandato en medio de señalamientos de narcotráfico en Estados Unidos.

De confirmar su triunfo, Castro deberá asumir un país golpeado por la violencia de las pandillas, el narcotráfico y dos feroces huracanes que en 2020 arrasaron esta nación donde el 59% de sus 10 millones de habitantes vive en la pobreza.