Candidatos a la presidencia de El Salvador debaten sin propuestas nuevas en la Universidad Nacional

Por Carmen Rodríguez

Este domingo, tres de los cuatro aspirantes a la presidencia de El Salvador presentaron parte de sus propuestas en un debate organizado por la Universidad Nacional. El gran ausente fue Nayib Bukele, candidato por el partido GANA, quién se excusó de participar, argumentando que el evento carecía de imparcialidad.

El evento transcurrió sin sorpresas. En el tema de mayor importancia para los salvadoreños, el de seguridad, la apuesta de los partidos de derecha e izquierda se centran en la juventud. Por un lado Hugo Martínez, del FMLN dijo que dialogará con los jóvenes para crear soluciones acertadas. Mientras que Carlos Calleja, de ARENA, señaló que lo más importante es la creación de oportunidades para este sector.

Josúe Alvarado, aspirante a la presidencia por el partido VAMOS, utilizó el tiempo de sus intervenciones en contar anécdotas o historias de personas que, según él, ha conocido durante las visitas de campo de su campaña. Sin embargo, no presentó ninguna propuesta concreta que ejecutaría en su plan de gobierno de resultar electo.

Luego de finalizar el debate, el izquierdista Hugo Martínez, rechazó toda posibilidad de establecer cualquier tipo de diálogo con pandilleros, como lo hizo el gobierno de Mauricio Funes en 2012. “No puedo sentarme a dialogar con alguien que tiene 25 homicidios en su espalda”.

Entre tanto, Carlos Calleja, recalcó en una de sus intervenciones, durante el debate, que entre sus propuestas ninguna contempla, algún tipo de diálogo “con capos del crimen organizado” o jefes de pandillas. “Necesitamos invertir en los jóvenes, no más mano dura, no más represión”, señaló.

El debate se centró en tres ejes: Economía, Educación y Seguridad, tres temas de interés para los salvadoreños.

Martínez, aspirante por el partido de gobierno, señaló que una de sus metas en Educación es lograr que el Estado invierta por lo menos el 6% del Producto Interno Bruto del país en el sistema educativo, propuesta que también la hizo durante su campaña el actual presidente, Salvador Sánchez Cerén.

La apuesta educativa del candidato de derecha, se basa en la creación de un sistema que “levante” la educación desde la infancia, que centre la enseñanza del idioma inglés y que además, desarrolle curriculas con miras al uso de la tecnología.

Al final del evento, el candidato de la izquierda hizo referencia al trabajo que realizó como canciller del país e instó a los salvadoreños a tomarlo en cuenta a la hora de votar. Calleja, el derechista, pidió que su trabajo sea juzgado con base a sus acciones y no a los errores que cometió su partido, en alusión a los casos de corrupción.