Washington DC pide a Trump retirar tropas militares y de seguridad de otros estados

Foto VD: Carmen Rodríguez.
Por Carmen Rodríguez, Washington DC

La alcaldesa de Washington DC, Muriel Bowser, pidió al presidente Donald Trump que retire todas las tropas militares y cuerpos de seguridad que se activaron esta semana para dispersar las protestas en la ciudad.

“He levantado el estado de emergencia en el Distrito de Columbia, debido a las manifestaciones. Las personas se han manifestado pacíficamente y la Policía Metropolitana no ha realizado ni un solo arresto. Es por ello que le solicito que retire toda la fuerza federal y militar y la presencia de estas de Washington DC”, dijo Bowser en una carta dirigida al presidente.

Trump ordenó activar la Guardia Nacional y otros cuerpos de seguridad, el lunes cuando los manifestantes se apostaron frente a la Casa Blanca. La medida fue criticada porque la policía local y federal utilizó la fuerza para dispersar a los manifestantes.

Poco tiempo después de que se reportaron golpizas en contra de los manifestantes, el presidente apareció con una biblia en las manos, en la Iglesia Saint John, frente a la residencia, condenando las protestas.

Bowser afirmó en varias ocasiones a los medios locales que no solicitó apoyo de la Guardia Nacional en la ciudad y dijo que la medida de Trump interfiere con la independencia de la autoridad de su oficina.

La funcionaria también señaló que la Policía local tiene un plan para respoinder a las actividades que se han desencadenado tras la muerte del afroamericano George Floyd, en un procedimiento policial.

Sin embargo, también esta semana, las críticas salpicaron a la Policía de DC, luego que elementos acorralaran a un grupo de manifestantes en una calle residencial, cuando se levantó el toque de queda a las 11 de la noche.

Según algunos manifestantes, la policía esperaba arrestar a muchas personas. Un residente abrió las puertas de su casa para dar albergue a los que se quedaron atrapados entre los policías que cortaron las salidas de la vía, ubicada a un par de kilómetros de la Casa Blanca.