Voz de la Diáspora rinde homenaje póstumo a María Reneé Quesada

María Reneé Quesada, primera periodista salvadoreña en ganar un premio Emmy.
Por María Teresa Pérez

El Centro Internacional de Capacitación CIC, de la Asociación Periodistas de la Diáspora Salvadoreña, llevará a partir de hoy, el nombre de la recordada periodista María Reneé Quesada, como homenaje póstumo por su intachable carrera como profesional.

La Asociación Periodistas de la Diáspora Salvadoreña y su Agencia Internacional de Noticias, Voz de la Diáspora, formada por periodistas salvadoreños radicados en diferentes partes del mundo, reconocen el profesionalismo, pasión, amor y entrega de María Reneé como periodista y productora.

Ella se convirtió en un referente, no solo para su generación, sino para nuevos periodistas. Su forma de preguntar con mucha seguridad, hicieron de María Reneé, un ejemplo a seguir.

Como corresponsal de agencias internacionales, María Reneé, siempre muy documentada, conocía la realidad del país y del mundo.

Por lo anterior, sus preguntas siempre ilustrativas, directas y profundas obtenían respuestas. Fue respetada y admirada, incluso por fuentes a quienes debía cuestionar decididamente, en especial, en el ámbito del poder político y económico.

Su legado como profesional en materia de periodismo, es inmenso. No solo cubrió política sino la guerra en El Salvador y Nicaragua.

Esa cobertura, en Nicaragua, le obligó a residir temporalmente en ese país, recuerda la periodista institucional, Violeta Polanco.

“Me da gusto que la Voz de la Diáspora rinda este homenaje a María Reneé. Es el nombre de una persona que trabajó duro y puso en alto el país”, expresó Polanco.

María Reneé Quesada en compañía de su esposo Oscar Alas y sus hijos, Sebastián, Paola, Marcelo, y su nieta Valeria.

En los años 80, Quesada se desempeñó como productora y corresponsal para una de las cadenas más grandes de México. También durante la guerra civil en El Salvador formó parte, junto a un grupo de periodistas y corresponsales, de un proyecto de comunicadores, cuyas piezas periodísticas eran distribuidas y difundidas en cadenas internacionales alrededor del mundo.

La asociación, a través de su Centro Internacional de Capacitación CIC, reconoce el legado de una gran profesional.

A la vez, reafirma el compromiso de ejercer un periodismo humano, responsable y solidario, y que inspire a seguir ejemplos como el de María Reneé.

Voz de la Diáspora dedica este 31 de julio, Día del Periodista en El Salvador, a la primera salvadoreña en ganar un premio Emmy en Estados Unidos, por sus reportajes sobre el huracán Mitch. A una periodista sinigual, a la señora del periodismo, María Reneé Quesada.