Violencia le cuesta a El Salvador 4 billones de dólares

Foto VD: Ricardo «Ché» Gutiérrez.
Por Carmen Rodríguez

El Salvador, no solo sigue posicionándose entre los primeros puestos de los países más violentos de Centroamérica; sino también en la lista de los países que más invierten para combatir este problema.

Este viernes en Washington DC, el fiscal general salvadoreño, Raúl Melara, dijo que la violencia le cuesta al país 4 billones de dólares. Dinero que podría invertirse en otros programas de beneficio o en educación para los salvadoreños.

“Un dato que es muy sensible, para nosotros. De acuerdo al último informe del Global Peace Index, el costo de la violencia en El Salvador, es de aproximadamente 4 billones de dólares. Es preocupante porque esto podría ser designado a programas de productividad, de educación en el país”, dijo el funcionario.

La información fue publicada en el periódico salvadoreño La Prensa Gráfica, el fin de semana.

El fiscal participó en un conversatorio sobre Violencia y Crimen Organizado Transnacional, que fue desarrollado por el American Enterprise Institute de la capital estadounidense.

De acuerdo al fiscal Melera, la gente que trabaja en las calles del país, que se dedica al comercio informal, que tiene pequeños negocios en los mercados y que se enfrenta al problema de la violencia todos los días, son los salvadoreños más afectados por este mal.

“Ellos viven la violencia, ellos viven entre pandillas. Son extorsionados todos los días y tienen que estar de acuerdo en pagar las extorsiones porque si no sus vidas están en peligro. Este es un problema al que estamos prestando atención”, dijo el funcionario, durante su intervención.

Y en efecto, el último informe de Global Peace Index publicado a inicio de este año, coloca al país entre los diez primeros puestos, de los países en los que la violencia alcanza costos de millones de dólares que impactan su economía.

El Salvador y Venezuela, que según el informe, son los países más violentos la Latinoamérica, por las cifras de homicidio y crimen que presentan; son además, los dos países con índices de inseguridad más altos en Latinoamérica. El 72% de los salvadoreños que participó en las encuestas para este estudio, dijo que no se siente seguro al caminar por las noches en las calles del país.

De acuerdo al informe de Global Peace Index, El Salvador y Honduras, son los dos países más violentos de Centroamérica y El Caribe, y son los dos países que invierten más en sus fuerzas militares, porque son empleadas para combatir la violencia.

“Estos niveles de violencia, son mayores, incluso que las actividades del crimen organizado. Estos altos índices de violencia también generan falta de confianza entre los ciudadanos, en la policía y las instituciones de seguridad”, dice el informe.

Fiscalía satisfecha con resultados

El fiscal general, también habló de los resultados del trabajo que realiza la institución para combatir el crimen y la violencia en el país. Según Melara, como producto de este trabajo, la Fiscalía logró incautar más de 600 mil dólares al crimen organizado y a las pandillas, en los últimos casos que llegaron a juicio en los últimos meses.

Melara, señaló que durante los nueve meses que tiene al frente de la Fiscalía, su administración ha logrado sustentar investigaciones de casos que antes no se habían “tratado” y además, destacó los últimos casos que golpean las estructuras de la Mara Salvatrucha, grupo considerado como organización transnacional por Estados Unidos y El Salvador.

En las investigaciones y judicialización de estos casos, la Fiscalía reportó importantes incautaciones de miles de dólares, provenientes de las extorsiones o de otras actividades ilícitas que la pandilla realiza para enriquecer sus finanzas. Así como también, el decomiso de automóviles y propiedades.

Con relación a este tema, el fiscal general se refirió al caso del testigo “Noé”, que declaró recientemente en un proceso que se desarrolla en los tribunales de San Salvador, que varios políticos negociaron con miembros de la pandilla a cambio de apoyo.

“En el caso de “Noé”… el testigo ha hecho una serie de declaraciones en las que involucra a una serie de actores de la vida política del país, de derecha y de izquierda, la obligación de la Fiscalía, es investigar y determinar qué ha pasado y si hay algún ilícito detrás de estas reuniones que se dieron”, dijo el fiscal, mientras aclaró que las investigaciones no han finalizado.

Mientras tanto, Melara calificó como positivo el Plan Control Territorial, que implementa el gobierno del presidente Nayib Bukele, que por cierto invertirá 30.9 millones de dólares para reforzar a la Policía y a la Fuerza Armada del país. Sin embargo, para el fiscal, cuatro meses es muy poco tiempo para decir, si los resultados del plan del gobierno tendrán el impacto deseado a largo plazo.

“El de seguridad del gobierno del presidente Bukele, es bueno y se ha logrado reducir los homicidios. Pero es temprano para decir qué impacto tendrá a largo plazo, pues solo tiene cuatro meses de ser implementado y solo se ha conocido la primera fase. Creo que debemos esperar para tener una mejor opinión al respecto”, dijo el funcionario.