Vacuna contra coronavirus estará disponible entre uno y tres años

Foto ilustrativa.

Por Engelberto Maldonado, Italia.

Aunque Estados Unidos y China, está realizando pruebas en seres humanos de la vacuna, que podría contener la expansión de coronavirus, esta no estará disponible hasta dentro de un año. Así lo explicó el microbiólogo italiano Rino Rappuoli, en una entrevista de radio en Italia.

En efecto, esta semana, las autoridades de Salud de Estados Unidos confirmaron que habían iniciado las pruebas de la vacuna en seres humanos y en China, las autoridades dijeron que están a la espera de la autorización de la producción masiva del medicamento.

El experto italiano dijo que para que la vacuna esté a disposición de la población se deberá esperar entre uno y tres años. Rappuoli aseguró que este tiempo es relativamente rápido, comparado con las décadas que se tenían que esperar hace unos diez años.

El microbiólogo, investigador científico de Glaxo SmithKline, también aseguró que tiene conocimiento de que en Estados Unidos ya están experimentando la vacuna en personas voluntarias desde el 16 de marzo.

Rappuoli señaló que más de 40 entidades en el mundo están trabajando en el desarrollo de la vacuna, ya que en la actualidad no es necesario tener el “bicho” en laboratorio para realizar la búsqueda de la inyección o antídoto.

“El 7 de enero, los investigadores chinos subieron a internet la secuencia del genoma del coronavirus, un día después los laboratorios iniciaron el trabajo, en una semana o diez días ya habían desarrollado la vacuna experimental”, aseguró Rappuoli.

En la primera fase, los laboratorios construyeron una secuencia del genoma sintético del virus. Después, pasaron a la fase experimental; es decir, a la segunda fase, que se hace con animales y no con personas y que tiene una duración de dos meses, explicó el científico.

Hasta hace unos años, era necesario tener el virus en laboratorio, matarlo, o volverlo inocuo  y luego pasar a la elaboración de la vacuna, hasta que Glaxo SmithKline inventó en el 2009 la primera vacuna con secuencia del genoma sintético.

“La tercera fase es llamada experimentación clínica y consiste en inyectarla en humanos adultos voluntarios con un tiempo mínimo de tres meses para luego pasar a una cuarta fase con la ampliación de la experimentación clínica”, explicó el microbiólogo.

La fase clínica, inyecta la secuencia genética sintética del virus y las células del cuerpo humano y decodifica la información y crea la vacuna, es decir el sistema inmunológico, desglosó el investigador.

Si los resultados son positivos, se pasa a la fase de industrialización para lo cual es necesario tener los implantes adecuados de producción. En muchos casos hay que construirlos y presentar la documentación a las entidades que certifican la seguridad de la producción de la vacuna de tal modo que no cause efectos nocivos en las personas.

Según Rappuoli, el coronavirus muta poco según las observaciones hechas desde el originado en China y el de Italia, esto facilita la eficacia de la vacuna, puesto que no es necesaria su reelaboración con cada cierto periodo.