Un viaje turístico se convirtió en tragedia en Maryland

Por Jackeline Quijano

El vuelo de un Cabri G2, es decir un helicóptero de dos asientos que un piloto privado alquiló el sábado por la mañana para recorrer la Bahía Chesapeake tuvo un final fatal, confirmaron las autoridades de Kent Island en Maryland.

Lo que parecía ser un operativo de rescate que incluyó a varias instituciones locales y federales se convirtió en la recuperación de cadáveres de sus ocupantes. Los restos fueron descubiertos la noche del sábado.

La Policía de Recursos Naturales de Maryland identificó al piloto como Charles Knight, de 38 años y al pasajero, como Matt Clarke, de 36 años, ambos residentes de Maryland.

Investigaciones determinaron que los dueños del helicóptero forman parte de la empresa Monumental Helicopters con base en Fort Meade, quienes mediante su página web, http://monumentalhelicopters.com publicaron: «estamos cooperando completamente con la Policía de Recursos Naturales de Maryland y las autoridades federales en la investigación».

«El helicóptero estaba aproximadamente a 16 metros sobre el nivel del mar y rápidamente voló hacia el agua, se desconoce cuál fue el inconveniente», confirmaron las autoridades federales de Maryland.

Brian Albert de la Policía de Recursos Naturales, dijo a los medios de comunicación que «es muy difícil escuchar eso porque no es como un rescate en tierra, no se tiene una ubicación precisa de lo que se vio por última vez, además las mareas y el viento, mueven todo».

En las próximas horas retirarán los restos del aeromotor. Sobre las razones de la tragedia, las autoridades dijeron que investigarán, ya que por el momento no se tiene ningún móvil.