Ucrania entregará a soldados rusos capturados si son reclamados por sus madres

El Ministerio de Defensa pidió a los interesados que verifiquen su cuenta de Facebook, donde se detallan los pasos a seguir

El Ministerio de Defensa pidió a los interesados que verifiquen su cuenta de Facebook, donde se detalles de los pasos a seguir.
Foto: Cortesía.
Redacción Voz de la Diáspora

Las autoridades de Ucrania han decidido que entregarán al Kremlin a sus combatientes detenidos, siempre y cuando, sean reclamados por sus madres, en Kiev.

Ucrania abrió un canal de Telegram a través del cual despegará las dudas de las madres rusas que desconocen el estado de sus hijos, también les permiten a los soldados rusos hablar con su familia para comunicarles que fueron capturados.

La condición imprescindible para rescatar a los soldados rusos es que sean únicamente sus madres las que vayan hasta la capital ucraniana a buscarlos. La información se viralizó en redes sociales y muchas familias rusas ya están en comunicación con Ucrania para conocer el estado de sus seres queridos.

Posteriormente, se verificará el registro oficial en territorio ucraniano para dar con el individuo. Para quienes no puedan acceder a Telegram se habilitó una línea telefónica directa y el correo electrónico [email protected]

Cuando la familia haya confirmada que el soldado que buscan está en manos de las fuerzas ucranianas, se les indicará qué hacer y cómo llegar hasta la capital de Kiev para que les sea entregado. El texto recuerda que para llegar a la capital es necesario hacer el recorrido en autobús y pasar por varias ciudades que ya fueron devastadas.

El Ministerio de Defensa pidió a los interesados que verifiquen su cuenta de Facebook, donde se detallan los pasos a seguir, con el mensaje:

“Nosotros los ucranianos, en contraste con los fascistas de Putin, no hacemos la guerra a las madres de los soldados ni a estos cuando los capturamos”.

Ambos bandos han tomados rehenes en Ucrania y muchas familias desconocen el estado de sus seres queridos, para evitar más sufrimiento, el ejército del país europeo decidió dar un paso adelante y ofrecer su primer gesto de solidaridad.