Tucson rechaza convertirse en ciudad santuario para inmigrantes

Redacción Voz de la Diáspora

Tucson, la ciudad más grande del estado de Arizona, rechazó este martes convertirse en una ciudad santuario para inmigrantes. Sus residentes votaron en contra de la moción, impulsada por los demócratas.

La propuesta, hubiera golpeado duramente las políticas antiinmigrantes de la Administración de Donald Trump y además, habría cambiado la forma en la que la policía abordara algunos problemas comunes.

La ciudad es considerada la cuna de los movimientos defensores de los inmigrantes. Algunos consideran también, que fue ahí donde iniciaron las iniciativas de ciudades santuarios.

Desde los 80s las iglesias católicas de la ciudad, junto a organizaciones sin fines de lucro, se dedican a apoyar y asistir a miles de migrantes centroamericanos que corren peligro de ser deportados.

En 2012, los demócratas lograron que la ciudad fuera considerada como «ciudad receptora de inmigrantes» y la policía tuvo que cambiar ciertos procedimientos para limitarse a preguntar sobre el estatus migratorio de las personas.

Mientras los ciudadanos rechazan convertirse en ciudad santuario, el senador del Estado y algunos empresarios, visitaban El Salvador, uno de los países centroamericanos con altos índices de migración, para buscar mano de obra salvadoreña e inversión.

Sin embargo, no todo es mala noticia para la comunidad inmigrante. Los votantes también hicieron historia al elegir a la primera mujer latina como alcaldesa de la ciudad.

Regina Romero, de ascendencia mexicana, ganó las elecciones con el 56% de los votos. La nueva funcionaria dijo en una entrevista, poco después de saber los resultados de las elecciones, que se enfocará en programas para proteger a las comunidades más vulnerables.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario!
Ingrese su nombre