1 octubre, 2022

Tribunal condena a ocho años de prisión a “Mecafé” por delitos de corrupción

Durante la gestión del expresidente Mauricio Funes, el procesado recibió una aeronave en concepto de dádiva por parte de una empresa guatemalteca, a la cual se favoreció con el otorgamiento de un proyecto de construcción.

Redacción Voz de la Diáspora

El Salvador – La tarde de este martes, el Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador condenó a ocho años de prisión al empresario José Miguel Menéndez, conocido como “Mecafé”, quien fue procesado por el delito de casos especiales de lavado de dinero.
Durante la gestión del expresidente Mauricio Funes, el procesado recibió una aeronave en concepto de dádiva por parte de una empresa guatemalteca, a la cual se favoreció con el otorgamiento de un proyecto de construcción.

José Miguel Menéndez, conocido como “Mecafé” (Foto cortesía CJIM).

“Mecafé”- recibió como dádiva una avioneta, por la adjudicación del proyecto de contratación pública, denominado “Puente San Isidro”, en Chalatenango, a su favor y del expresidente Mauricio Funes Cartagena, cuando fungía como presidente del Centro Internacional de Ferias y Convenciones (CIFCO).

En 2020, la Fiscalía reveló que el empresario guatemalteco Jaime Ramón Aparicio Mejía entregó una avioneta al exmandatario salvadoreño y a “Mecafé” a cambio del contrato de construcción del puente San Isidro, entre los municipios de San Pablo Tacachico, en La Libertad, y Nueva Concepción, en Chalatenango. Ese contrato fue por el monto de $8,487,716.94. El proyecto de construcción al final quedó inconcluso.


Por lo anterior, el Tribunal Primero de Sentencia de San Salvador, manifestó que no hay duda que se cometió el delito de casos especiales de lavado de dinero y activos, con el empresario guatemalteco y el expresidente Mauricio Funes, por lo que le impuso ocho años de cárcel.

Se comprobó que el avión estaba en su poder y fue utilizado para fines personales y del expresidente. Además, pidió la extinción de dominio para que la avioneta regalada a él y al expresidente Mauricio Funes pasara a manos del Estado.