Texas termina cuarentena hoy

Por María Teresa Morales

Las limitaciones son mínimas, a partir de hoy y las autoridades piden cautela a la población mientras representantes del Partido Demócrata calificaron la medida como “un día negro para Texas”.

La reapertura de centros comerciales, restaurantes y hasta salas de cines, bajo ciertas restricciones viene a dar un respiro a una parte de la población que no está de acuerdo con permanecer por más tiempo en cuarentena.

Mientras otros, han tomado la medida con mucha cautela, y prefieren permanecer en casa, sin recibir visitas y saliendo solamente por comida, medicinas u otra necesidad como ir al banco.

No, obstante, la industria cinematográfica, seguirá paralizada, y se teme que la espera para el público cinéfilo termine hasta julio.

Texas, alineado, desde hace dos semanas, con el plan de reapertura de las actividades comerciales, establecido por el presidente Donald Trump, comienza a inducir a la población a retomar la rutina normal.

La medida de reabrir no es bien vista por la congresista por Texas, Sheila Jackson Lee, quien dijo que “no estamos preparados” para abrir aun, y que se debe esperar más tiempo por seguridad de todos.

Aunque se han dictado las restricciones con el fin de garantizar que las cifras de infectados por la pandemia no incremente, la congresista considera que se debe ser más responsable.

En tanto, Silvester Turner, alcalde de la ciudad de Houston, expresó que se debe tener en consideración que en los centros comerciales solo se permitirá un 25% de la capacidad total permitida.

El público debe respetar dos pies de distanciamiento social; además, se mantiene la obligatoriedad del uso de tapabocas o mascarillas.

La mayoría de restaurantes deberán cumplir con esta misma medida del 25% de su capacidad total.

Representantes de pequeños negocios como restaurantes han redoblado medidas de higiene a fin de proteger a la clientela y a sus empleados.

Protectores como vitrinas frente a cajas registradoras, alcohol en gel para lavarse las manos antes de entrar a los locales, así como rótulos anunciando el uso obligatorio de mascarillas se han convertido en parte de la bienvenida a los clientes.

Propietarios de franquicias de gimnasios, salas de belleza, peluquerías, salas de masaje y negocios de tatuajes aun permanecerán cerrados hasta nuevo aviso.

En tanto, playas, parques nacionales y otros centros recreativos fueron abiertos desde hace dos semanas.

Otros negocios de la pequeña y mediana empresa, considerados no esenciales, permanecen a la espera de nuevos anuncios del gobernador Gregg Abbott, quien ha expresado su interés por escuchar a expertos en salud, antes de tomar decisiones respecto a la total reapertura de las actividades económicas en la región.

Las autoridades locales han hecho hincapié en que se debe continuar promoviendo transacciones comerciales vía online, entregas a domicilio a través del correo regular y pagos solo con tarjetas de crédito.

Esto con el fin de garantizar la medida de distanciamiento social, una de las armas m;as eficaces para controlar el contagio de la pandemia que, en Texas ya ha cobrado un total de 782 vidas, 28 mil 807 casos confirmados y 13 mil 313 recuperados.