Texas reabre parques y sitios turísticos en medio de la pandemia

Por María Teresa Pérez

Unos 52 parques estatales, sitios históricos y reservas forestales, entre otros sitios recreativos, situados en todo el estado de Texas, fueron abiertos al público el martes, después de permanecer cerrados desde la primera semana de abril en cumplimiento a la cuarentena por la pandemia de COVID-19.

Aunque el uso de mascarillas o tapabocas dejará de ser obligatorio en el estado el viernes, en los parques, su uso es regulado por la ley.

De acuerdo a las autoridades, no se permitirá más de cinco personas juntas, los visitantes de estos parques deberán guardar distancia de seis pies, y además, deberán llamar a la administración del lugar para reservar con un día de anticipación para su visita.

La acción de abrir poco a poco la actividad en el estado alcanza también, a los pequeños negocios, hospitales, clínicas de salud y dentales. Las autoridades esperan que las personas sigan las recomendaciones de distanciamiento social, el uso de mascarillas, compras de comida para llevar, pagar en línea y el uso de guantes para empleados, según el decreto emitido por el Gobernador Gregg Abbott.

El presidente Donald Trump dio luz verde la semana pasada, cuando anunció que los gobernadores asumirán la responsabilidad para, de forma escalonada, y en tres fases, reabrir las actividades económicas de cada estado, respectivamente.

Pero además, en Texas y en otros estados simpatizantes del presidente Trump, realizaron protestas para hacer presión a los gobernadores para reabrir las actividades comerciales y para que los ciudadanos puedan regresar a sus empleos.

En medio de la polémica y de las críticas de algunos analistas, que consideran que existe falta de liderazgo y de organización por parte del mandatario y sus colaboradores, la nación se prepara para retomar la rutina o normalidad, cuando el COVID-19 cobró más 40 mil 400 vidas y logró contagios de más de 755 mil 500 personas en todo el país.

“Hemos trabajado diligentemente, en coordinación con comunidades locales alrededor de Texas, para ayudar a salvaguardar a nuestros visitantes, trabajadores y voluntarios” dijo Carter Smith, director ejecutivo del sistema de parques nacionales y vida silvestre.

Para mayor información, las autoridades recomiendan visitar la página www.texasstateparks.org o llamar al 512-389-9800.

De regreso a la rutina, los residentes responden

La protección de la familia, esperar hasta el próximo mes, ser pacientes, la seguridad y la salud es primero, fueron algunas de las respuestas de las personas a la pregunta si ¿ya está listo para salir al parque? en vista de la reapertura de parques en Texas.

Mercy Agbayani, una persona que disfruta de caminar, hacer picnics y hasta fiestas en parques, dijo a Voz de la Diáspora que por ahora, no se siente muy cómoda, ni confiada; ya que para ella, proteger a su familia es primordial. “Voy a esperar hasta Mayo, por que es muy arriesgado en estos momentos”, respondió.

Astrid Pineda, residente en el área de Houston, dijo “me siento más segura en casa, no estoy con prisa para regresar a mi vida normal. Es más valiosa mi vida y la de mis seres queridos”.

Susana Zepeda, otra madre de familia, expresó “no estoy de acuerdo (abrir parques) porque la seguridad está antes que cualquier cosa”.

Por su parte, Ernesto Torres, dijo que “hay cosas con más prioridad que otras; la vida es lo primero y siempre hay algo que hacer aunque estemos en casa”.

No todas las respuestas fueron en contra, para Mario Martínez “el encierro indefinido crea otros problemas”.

Al respecto, en algunos estados de la unión americana se han registrado manifestaciones en contra del encierro, ya que muchos de ellos son trabajadores independientes o no son considerados empleados esenciales, por lo cual no reciben ningún salario.

Además, aquellos ciudadanos, quienes ganan más de $75 mil dólares anuales, no recibirán el alivio económico del gobierno, y tampoco se podrán acoger a beneficios de estampillas de comida u otros que subvencionan gastos de primera necesidad.