Situación de ganaderos en Chalatenango por cuarentena domiciliaria

En la zona rural de El Salvador, la actividad de la ganadería no se ha detenido con la pandemia. Sin embargo, las limitaciones que los ganaderos tienen por la emergencias, la cuarentena y las prohibición en el país impactan de forma negativa a los pequeños productores de este sector.

Los ganaderos que se dedican a la producción artesanal de leche o productos lácteos, no pueden comercializar sus productos con normalidad. Hay producción, pero no hay demanda; por lo tanto, la economía de este sector se ve directamente afectada.

A pesar que la ley de emergencia no restringe las actividades del campo,  o el trabajo agrícola, pero la presión gennerada por la reducción es preocupante. Al menos, los empleos se han mantenido y eso ya es ganancia para muchas familias que dependen de esta actividad.

La temporada seca finalizó. Y ahora con la temporada de lluvia, florencen los pastos y también florecen las esperanzas para los ganaderos, pues la posibilidad de que se levante la cuarentena y las medidas implementadas por el gobierno de El Salvador, deja buenas espectativas para la economía de los ganaderos.

Nueva Concepción y Chalatenango, al norte del país, son uno de los principales productores lácteos que abastecen a mercados, restaurantes, tiendas y grandes empresas procesadoras de leche fluida.

Luis Alberto López nos trae el reporte.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario!
Ingrese su nombre