Sin recursos Docentes no podrán educar en los nuevos retos por COVID-19

Bolivia
Redacción Voz de la Diáspora

Con motivo del Día Mundial de los Docentes, que se celebra este 5 de octubre, la ONG Educo pide a los gobiernos que den más apoyo al profesorado, para hacer frente a los nuevos retos que supone la pandemia por COVID-19.

Tal y como explica el responsable de Educación a nivel global de la organización, Mikel Egibar, “maestros y profesores no pueden cargar solos con toda la responsabilidad. Garantizar el derecho a la educación es el deber de los gobiernos. Por eso, tienen que apoyar al profesorado, formarlo y darle los recursos necesarios para que puedan realizar su labor. De lo contrario, está en riesgo el derecho a la educación de muchísimas niñas y niños, especialmente de aquellos que están en situación de mayor vulnerabilidad”.

Educo recuerda que, a causa del coronavirus, durante los últimos meses los docentes han tenido que adaptar su labor prácticamente de un día para otro y ahora están gestionando esta nueva realidad con muchas dificultades, pero también con mucho compromiso personal.

“Dan las clases online y comparten las tareas a través de las redes sociales o aplicaciones como WhatsApp. Hasta se acercan a las casas de aquellos que no tienen la posibilidad de conectarse para darles los materiales necesarios. Están haciendo todo lo posible para que los niños y niñas puedan seguir aprendiendo, aunque eso suponga trabajar fuera de su horario y utilizar sus propios recursos económicos”, explica Egibar.

India

Se calcula que, en el peor momento de la pandemia mundial, el cierre de las escuelas afectó a 63 millones de docentes de primaria y secundaria y a 1,500 millones de estudiantes de todos los niveles, según datos de la UNESCO.

Tanto en los meses anteriores como ahora, han seguido con su labor educativa, pero además han tenido que gestionar los efectos de la pandemia mundial en los niños y niñas.

Según el responsable de Educación de la ONG, “no hablamos solo de asegurarse de que se sigan las medidas sanitarias en el aula si la escuela está abierta. Profesores y maestros también están apoyando a los niños y niñas emocionalmente. No olvidemos que sus alumnos y alumnas han vivido meses de confinamiento o restricciones de movilidad y miran con inquietud la crisis económica derivada de la pandemia, que muchas veces afecta a sus propias familias”.

El Salvador

Desde Educo también se pide un reconocimiento al papel de los docentes durante la pandemia, ya que además de enfrentarse a las mismas dificultades que el resto de la sociedad, han seguido trabajando para garantizar el derecho a la educación de los niños y niñas, especialmente los más vulnerables.