Sacerdote salvadoreño deja huella en Houston, Texas

Foto: Voz de la Diáspora/Cortesía.

Por Deysi Domínguez

El pasado 13 de enero, fue encontrado muerto  el Padre Edwin Antonio Coreas, en la habitación del convento de la parroquia Virgen de San Juan de Los Lagos, Houston, Texas, Estados Unidos,  donde laboró como sacerdote en esa iglesia por más de 20 años. La guerra de El Salvador lo obligó a emigrar en los años 80’s.

La página de la parroquia comunicaba: “Les avisamos que el Padre Edwin Antonio Coreas, ha fallecido por complicaciones de cirugía”. La noticia de su muerte, impactó a toda una comunidad hispana.

Foto: Voz de la Diáspora/Cortesía.

EL párroco Coreas, era originario del departamento La Union, El Salvador, quien fue aceptado por el mismo Arzobispo, Oscar Arnulfo Romero, para iniciar sus estudios como seminarista en San José de la Montaña.

Luego del asesinato de Monseñor, ahora San Oscar Arnulfo Romero, Coreas y otros seminaristas viajaron a México para continuar sus estudios, años más tarde, fue enviado como misionero a Filipinas. En el año 1990 llegó a Houston, Texas, donde trabajó en cuatro parroquias por más de 29 años.

Foto: Voz de la Diáspora/Cortesía.

El párroco Coreas, además, fue director de Radio Maria en Houston, Texas, donde expandió aún más su evangelización.

Misa de cuerpo presente

Sobre el ataúd del sacerdote salvadoreño, fue colocado un mantel color crema, antes de comenzar la procesión que daría inicio a su misa de Cuerpo Presente, que se desarrolló en la parroquia Virgen de San Juan de Los Lagos, en Houston, Texas, así también los asistentes mantuvieron los protocolos de bioseguridad por la Covid-19.

La misa fue presidida por el Cardenal, Daniel DiNardo de Galveston, Houston, Texas, Estados Unidos, quien dio públicamente las condolencias a la madre y hermana del Padre Coreas, ellos lograron viajar para asistir a la misa de despedida.

Mientras que desde El Salvador, y Nueva York, Estados Unidos, otros hermanos se enlazaron vía internet en vivo para presenciar  la misa.

Los restos mortales del Padre Coreas fueron repatriados a El Salvador, para darle su santa sepultura el 30 de enero en el cementerio Jardines del Golfo, La Unión, en su tierra natal, al oriente del país.

Foto: Voz de la Diáspora/Cortesía.