26 noviembre, 2022

Rusia declarado como “Estado promotor del terrorismo” por parlamento europeo, una resolución sin valor jurídico solo simbólico

La Eurocámara emitió una resolución en la que volvió a condenar estos ataques “cometidos por Rusia en persecución de objetivos políticos destructivos en Ucrania y otros países”. (Foto de archivo/cortesía)

Redacción Voz de la Diáspora

Europa – La Eurocámara dijo que la destrucción de infraestructuras civiles y otras violaciones graves de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario constituyen actos de terror y crímenes de guerra contra la población ucraniana

El Parlamento Europeo declaró este miércoles a Rusia como un “Estado promotor del terrorismo” a la vista de sus “ataques deliberados y las atrocidades cometidas contra la población ucraniana”.

También reclamó a la Unión Europea un nuevo marco jurídico para clasificar a estos Estados y restringir las relaciones del bloque comunitario con dichos países.

“La destrucción de infraestructuras civiles y otras violaciones graves de los derechos humanos y del derecho internacional humanitario constituyen actos de terror contra la población ucraniana y crímenes de guerra”, lamentó el Parlamento Europeo.

La Eurocámara emitió una resolución en la que volvió a condenar estos ataques “cometidos por Rusia en persecución de objetivos políticos destructivos en Ucrania y otros países”.

El marco jurídico que sugiere el Parlamento permitiría a la Unión Europea designar Estados como promotores del terrorismo y Estados que utilizan medios terroristas, “lo que activaría un conjunto de medidas restrictivas importantes contra esos países y tendría profundas implicaciones de carácter restrictivo en las relaciones de la Unión con esos países”.

El texto, que salió adelante por 494 votos a favor, 58 en contra y 44 abstenciones, no tiene valor jurídico, pero sí la carga simbólica de un Parlamento Europeo que, por amplia mayoría, pide a la Unión Europea y sus países “iniciar un completo aislamiento internacional de la Federación de Rusia”.

Para ello, piden actuar “en lo que se refiere a la pertenencia de Rusia a organizaciones y organismos internacionales, como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas”, evitar celebrar actos oficiales en su territorio, seguir reduciendo las relaciones diplomáticas con Rusia y que los contactos se limiten al “mínimo estrictamente necesario”.

También sugieren prohibir “los centros rusos de ciencia y cultura y las organizaciones y asociaciones de la diáspora rusa, que operan bajo los auspicios y el liderazgo de las misiones diplomáticas de Rusia y promueven la propaganda estatal rusa en todo el mundo”.