Protestas antivacunas en Canadá aumentan la tensión

Los movimientos radicales exigen al Gobierno que elimine las restricciones. Foto: Cortesía.

Redacción Voz de la Diáspora

Candá – Estado de emergencia ha declarado la ciudad de Ottawa, debido a las protestas impulsadas por el movimiento antivacunas que desde hace más de una semana se mantienen en centro de la ciudad para manifestar su resistencia a las medidas sanitarias por la pandemia del coronavirus impuestas por el gobierno canadiense.

El alcalde de esta ciudad, Jim Watson, ha dicho que las protestas han llegado a su punto más álgido y que no cuenta con precedentes en la historia de Ottawwa. Los radicales se oponen a que existan restricciones para las personas que no recibieron la vacuna contra la enfermedad.

El estado de emergencia permite a la policía actuar en contra de los grupos antivacunas que transgredan el orden, lo que viene ocurriendo desde finales de enero, cuando cientos de camiones y miles de personas se concentraron frente al Parlamento.

Se estima que son más de 200 camiones y cientos de personas las que persisten con el bloqueo y se niegan a abandonar la protesta hasta que el Gobierno desista de su intención por contener la pandemia.

Los ruidos de bocinas de día y de noche han desesperado a los residentes, que exigen acciones inmediatas, por violar las órdenes municipales. Las acciones más fuertes serán posibles, gracias a la declaración de emergencia.

Hasta el momento se han impuesto más de 100 multas para los transportistas de combustibles y siete personas han sido arrestadas, serán procesadas por desórdenes en la vía pública y obstruir la circulación de la población.