Protección y defensa de los Derechos Humanos de la Niñez y Adolescencia migrante y sus familias en el contexto del COVID-19

Redacción Voz de la Diáspora

Organizaciones defensoras de los derechos de la niñez buscan apoyo para que se promueva en las Américas la protección y defensa de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescencia migrante, y sus familias en el contexto de la crisis sanitaria del COVID-19.

La petición, que está dirigida al Comité de los Derechos del Niño de Naciones Unidas y a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH), busca que los Estados desarrollen las medidas de protección necesarias a favor de los menores ante el desafío que representan para ellos las restricciones de movilidad humana en el continente en medio de la emergencia.

La solicitud tiene como fundamento las preocupaciones de las niñas, niños, adolescentes y organizaciones de El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Venezuela expresadas durante el Foro Virtual: Protección y Defensa de los Derechos Humanos de la Niñez y Adolescencia Migrante y sus Familias en el Contexto del COVID-19.

El encuentro virtual contó con la participación de la Relatora sobre Derechos de los migrantes de la CIDH, Julissa Mantilla; la Relatora sobre los Derechos de la niñez de CIDH, Esmeralda Arosemena, y el Presidente del Comité de los Derechos del Niños de Naciones Unidas, Luis Pedernera.

En representación de las redes y organizaciones de la Sociedad Civil participó Otto Rivera (CIPRODENI –Guatemala), Doris García (COIPRODEN-Honduras), Georgina Villalta (RIA -El Salvador), José Lugo (Save The Children- México), y Carlos Trapani. REDHNNA – Venezuela.

Durante el encuentro se plantearon las dificultades que enfrentan los niños y niñas del continente a raíz de la pandemia que se traduce en mayor vulnerabilidad.

En ese contexto los expertos buscan apoyo para que se promueva entre los países el cumplimiento de ocho recomendaciones propuestas a favor de la niñez, incluidos los migrantes, que en esencia buscan mejorar la calidad de vida de los menores, y facilitar el acceso a las pruebas de detección del coronavirus y los tratamientos.

Asimismo se recomienda que los Estados de origen, tránsito y destino realicen e instrumenten acuerdos bilaterales y multilaterales enfocados a la protección transfronteriza de los derechos de niñas, niños y adolescentes en contextos de movilidad humana, para garantizar la protección, salud, alimentación, educación y medios de vida durante cualquier etapa del ciclo migratorio.

Panorama desalentador

Si bien los Estados han puesto en marcha medidas de contención para mitigar la propagación del coronavirus, el problema es que las mismas no consideraran las necesidades, características particulares y derechos de este segmento de la población en el continente, de acuerdo a los planteamientos expuestos durante el encuentro virtual.

Como consecuencia son víctimas de detenciones arbitrarias, deportaciones, rechazos en la frontera, suspensión de trámites migratorios y de solicitud de asilo, hacinamiento, discriminación, xenofobia y en general violación a los derechos humanos, agregan.

A eso se suma que miles de menores vuelven a sus lugares de origen por la falta de oportunidades y mecanismos de protección en los países de destino, sin embargo, este retorno se da en las peores condiciones de inseguridad como en Centroamérica.

En el caso de Venezuela se agudiza la pobreza de la que huyeron, si no han quedado atrapados entre dos fronteras ante el impedimento de movilidad causado por las medidas de contención del COVID-19.

Pronunciamiento Protección Niñez Migrante COVID-19 Soiciedad CIVIL (1)

Georgina Villalta (RIA -El Salvador)