11 agosto, 2022

Presidentes de izquierda se reúnen en Cuba, previo a cumbre de las Américas en EE.UU.

Del 6 al 10 de junio próximo se celebrará en Estados Unidos la Cumbre de las Américas, pero Washington no invitará a la reunión a los países que no tengan compromiso con la democracia en la región.

Por Voz de la Diáspora

Cuba – La capital cubana reunió a los mandatarios de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, también conocida como ALBA, fundada por los desaparecidos Hugo Chávez y Fidel Castro en 2004.

A pocos días para la novena Cumbre de las Américas, en Los Ángeles, Estados Unidos, varios presidentes latinoamericanos se reunieron en La Habana para cuestionar a la Administración de Joe Biden por excluir a Cuba, Venezuela y Nicaragua por tacharlos de antidemocráticos.

Del 6 al 10 de junio próximo se celebrará en Estados Unidos la Cumbre de las Américas, pero Washington no invitará a la reunión a los países que no tengan compromiso con la democracia en la región.

Foto de archivo

La crisis migratoria en la región sería un tema de la Cumbre de las Américas. En la frontera de México con Estados Unidos, la Patrulla Fronteriza detiene a miles de migrantes indocumentados centroamericanos, cubanos y haitianos que van en busca de empleo a Norteamérica, agobiados por la violencia y pobreza que aquejan a sus países.

Además de la crisis migratorio en la región, las expectativas de la Cumbre de las Américas están puestas en cómo la pandemia y la guerra de Rusia en Ucrania podrían representar la gran oportunidad para que Latinoamérica se convierta en un potencial socio comercial de EE.UU.

Miguel Díaz Canel,Presidente de Cuba y Nicolás Maduro, presidente de Venezuela

Desde Managua, el presidente Daniel Ortega intervino en la reunión del ALBA y también enfiló su discurso contra los cuestionamientos de Washington a su gobierno acusado de dictadura.

Entre las protestas han surgido la de México o Argentina, aliados de Estados Unidos. El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador acaba de cuestionar a Washington, que pretendía que esta cumbre fuera su oportunidad para ganar peso e influencia en la región latinoamericana.