Presidente panameño entrega pabellón a atletas que participarán en olimpiadas de Japón

Nathalee Aranda recibió el pabellón nacional. Foto: Cortesía.

Redacción Voz de la Diáspora

El presidente de Panamá, Laurentino Cortizo entregó el pabellón nacional a la delegación de 10 atletas que representarán el país en los próximos Juegos Olímpicos que tendrán lugar en Tokio, Japón del 23 de julio al 8 de agosto.

“…les pido que la lleven con dignidad (la bandera), la custodien con el honor y con el respeto que ella nos merece, y sientan el orgullo de representar y competir por la patria…”, dijo el mandatario a los atletas al entregar el emblema tricolor.

Foto: Cortesía.

La delegación panameña cuyos esfuerzos fueron reconocidos por el gobernante, está conformada por 10 atletas, 6 mujeres y 4 hombres, que competirán en las modalidades de atletismo, ciclismo, natación, judo y boxeo.

Es la tercera ocasión en la historia que el país lleva más atletas femeninas que hombres a unos Juegos Olímpicos.

“Ese es un triunfo personal que pueden atesorar por el resto de sus vidas; sus caminos están pavimentados con perseverancia, sacrificio, disciplina, dudas, honor, triunfo, una pandemia y fortaleza espiritual”, reconoció Cortizo.

Foto: Cortesía.

Entre los atletas figura Alonso Edward, un corredor especializado en los 100 y 200 metros, uno de sus méritos más destacados es  haber ganado la medalla de plata de los 200 metros en el Campeonato Mundial de Atletismo realizado en Alemania en 2009 donde sólo fue superado por el fuera de serie jamaiquino, Usain Bolt. Además participó en las olimpiadas de 2012 y 2016.

A Japón también asisten la campeona de boxeo, Atheyna Bylon, y Nathalee Aranda, de salto largo,  la única deportista clasificada que está en Panamá; ya que el resto del grupo se encuentra en campos de entrenamientos en Turquía, Alemania, Italia, España, Colombia y Estados Unidos.

Foto: Cortesía.

Panamá cuenta con tres medallas olímpicas, en 2008, el panameño Irving Saladino, conocido como “el canguro colonense” obtuvo la única presea de oro con la que cuenta el país en los Juegos Olímpicos de Pekín, convirtiéndose en el primer centroamericano en lograr una medalla dorada en la modalidad de salto largo, seis décadas después que Lloyd LaBeach obtuviera dos de plata en atletismo en 1948.