Panamá restringirá ingreso de personas procedentes de Suramérica tras detectar variante brasileña del coronavirus

Redacción Voz de la Diáspora

Panamá decidió suspender temporalmente el ingreso al país de personas que hayan permanecido o transitado por Suramérica en los últimos 15 con excepción de ciudadanos y residentes, luego de detectar en el país la variante brasileña del coranavirus, informó el Ministerio de Salud.

“A partir de las 00:00 del miércoles 31 de marzo solamente se permitirá el ingreso al país a nacionales y residentes en la República de Panamá que provengan de esta área, los cuales deberán dar cumplimiento estricto al protocolo establecido por el MINSA”, dijo el ministro de Salud, Luis Sucre.

En el caso de los ciudadanos y residentes en Panamá que ingresen al país por vía aérea, marítima o terrestre deberán someterse en los puntos de entrada al país a una prueba COVID-19 y cuarentena, explicó Sucre.

La medida también establece que a partir del domingo 28 de marzo “será obligatorio” para las personas que provengan de Suramérica someterse a una prueba de antígeno o PCR previo a su registro en Migración, ya que el equipo de salud internacional ha detectado pacientes con pruebas negativas que resultan positivas horas después de entrar al país, aseguró el ministro.

Panamá confirmó el sábado que detectó en el país la variante brasileña de la COVID-19 en una pasajera que dio positivo a la prueba procedente de Brasil.

La infectada es una extranjera residente que viajó a su país de origen, y desde allí a Brasil, tras su regreso se le realizó una prueba que dio positiva y por sus antecedentes se procedió a la secuenciación, “así se detectó que era portadora del P1 Sars Cov-2 o variante brasileña”, dijo la autoridad sanitaria.

Agregó que esta cepa es “más contagiosa, virulenta, patogénica y transmisible de todas las conocidas en el mundo, y puede ser dos veces más transmisible y evadir la respuesta inmune, así como afectar a los jóvenes”.

Panamá registra 353,497 contagios por coronavirus acumulados, y 6,090 fallecidos hasta el 27 de marzo.