26 noviembre, 2022

Panamá extenderá suspensión de vuelos internacionales por 30 días más hasta agosto

Redacción Voz de la Diáspora

Panamá extenderá por un mes más la suspensión de los vuelos internacionales en medio de la emergencia del coronavirus, que comenzará a regir a partir del 22 de julio, según un comunicado de la Autoridad Aeronáutica Civil, AAC.

El país centroamericano decidió prorrogar la suspensión de los vuelos internacionales “por razones de salud pública” con la meta de frenar el avance del virus que se ha acelerado en las últimas semanas. Hasta el viernes causó la muerte de 1,038 personas, y un total de 51,408 contagios.

La medida exceptúa los vuelos humanitarios y los de transporte de carga y productos, equipos médicos hospitalarios, medicamentos, y otros insumos de salud pública necesarios para afrontar la pandemia, según la AAC.

Panamá suspendió los vuelos internacionales, y los domésticos desde finales de marzo pasado, unos días después que se reportó el primer caso de contagio por coronavirus en el país.

La nación canalera, que registra la mayor cantidad de contagios en la región, enfrenta desde hace varias semanas una escalada de casos que coincide con la reapertura de algunos sectores de la economía, lo que ha puesto al sistema hospitalario al borde del colapso.

Panamá es uno de los “hub” para conexiones más importantes del continente dada su posición geográfica estratégica.

Durante la pandemia si bien el Aeropuerto Internacional de Tocumen, la principal terminal aérea del país, ha reducido las operaciones se mantiene abierto como destino y salida de vuelos humanitarios.

En Tocumen también opera el “Hub de las Américas” de la panameña Copa Airlines que como todas las compañías aéreas del mundo ha sido impactada por la emergencia sanitaria obligándose a suspender casi en su totalidad las operaciones.

Opinan los expertos

Según el vicepresidente Regional para las Américas de la Asociación de Transporte Aéreo Internacional (IATA por sus siglas en inglés), Peter Cerdá dada la importancia de Panamá como “hub” es vital que apruebe la reapertura del transporte aéreo en el país.

Cerdá dijo que el país está listo para abrirse al mundo, ya que tiene uno de los centros de conexiones más importantes en la región en el Aeropuerto Internacional de Tocumen, donde ha establecido los protocolos de bioseguridad siguiendo recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Al mismo tiempo las liíneas aéreas han implementado un sistema integral de bioseguridad, con el objetivo de minimizar el riesgo de contagio en tierra y aire para demostrar que el transporte aéreo sigue siendo el medio de transporte más seguro, sostuvo el experto.

Cérdá reconoció el papel que ha jugado el Aeropuerto Internacional de Tocumen durante la pandemia, ya que a pese a estar cerrado a los vuelos comerciales, no ha parado de servir como punto de conexión en los vuelos humanitarios, lo cual ha permitido poner en práctica los protocolos de bioseguridad.

El gerente general de Tocumen, Raffoul Arab, señaló que la terminal aérea se encuentra lista para empezar operaciones una vez se levanten las restricciones, tras destacar que el gran reto para la terminal aérea es mantener su calidad como “un centro de conexiones seguro…”.

Un estudio de Oxford Economics determinó que el transporte aéreo aportaba, antes de la pandemia de forma directa e indirecta, unos $8,500 millones a la economía panameña, un equivalente al 14% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, y generaba unos 238,000 empleos.