Panamá crea visa temporal de trabajo remoto para extranjeros

Foto: Cortesía MICI.

Por Élida Moreno

Panamá anunció la creación de una visa temporal destinada a trabajadores extranjeros remotos, cuyo objetivo es atraer turistas de “estadía extendida” y nómadas digitales con la meta de dinamizar la economía impactada por la pandemia de la COVID-19.

El programa denominado Visa de Corta Estancia como Trabajador Remoto (teletrabajo), ayudaría a la reactivación económica “mediante la estimulación del turismo, los restaurantes, compras y el consumo y servicios en general, resultando en una mayor reactivación de empleos para los panameños”, dijo la Presidencia en un comunicado.

El turismo es uno de los sectores más afectados por la pandemia, incluidos los hoteles, muchos de los cuales todavía permanecen cerrados, es por eso la importancia de reactivar el rubro que previo a la crisis sanitaria representaba de forma directa más del 4.5% del Producto Interno Bruto (PIB) del país, generando por encima de 100 mil empleos, según fuentes oficiales.

De ahí que la nueva visa temporal cuyo costo aproximado es de 550 dólares permitirá una estadía de hasta año y medio a turistas que trabajan o prestan sus servicios a empresas que operan en el extranjero de manera que puedan hacerlo desde Panamá mediante el mecanismo de teletrabajo.

También pueden aplicar trabajadores independientes que brinden servicios en el exterior para lo cual el gobierno habilitará una plataforma en línea para procesar de manera expedita las aplicaciones de todos los interesados en el programa “que permite una estancia de hasta 18 meses, con un periodo inicial de 9 meses prorrogables por 9 meses más”, agregó el gobierno.

Los turistas interesados en el programa deben cumplir algunos requisitos entre esos comprobar ingresos de una fuente extranjera superiores a los 3 mil dólares mensuales o 4 mil dólares por familia, poseer seguro médico, una carta de la empresa extranjera para la cual labora, y una declaración jurada que no aceptará una oferta laboral en el territorio panameño.

Panamá es una de las economías más afectadas de la región por las estrictas restricciones que impuso para frenar el brote de coronavirus.

En 2020 el Producto Interno Bruto, (PIB) se contrajo un 17.9% respecto al año previo, aunque las previsiones para 2021 son más halagadoras en la medida que retrocede la pandemia y avanza con la inmunización contra la COVID-19 el país que lograría crecer hasta dos dígitos, según organismos internacionales.