Nueva Zelanda utiliza “Baby Shark” para intentar contener las protestas frente al parlamento

Las autoridades utilizan canciones virales para disuadir a los manifestantes.

Las autoridades utilizan canciones virales para disuadir a los manifestantes. Foto: Cortesía.

Redacción Voz de la Diáspora

Nueva Zelanda – Las autoridades de Nueva Zelanda tomaron la decisión para intentar desanimar a los manifestantes que llevan siete días instalados en los alrededores del parlamento. Los presentes se muestran en contra de las restricciones derivadas de la pandemia y la obligatoriedad de las vacunas en el país.

El presidente del Parlamento de Nueva Zelanda, Trevor Mallard, ordenó una curiosa medida frente a las protestas. En periodos de 15 minutos, se reproducen a todos volumen canciones como “Baby Shark” y “Macarena”, acompañados de mensajes educativos sobre la importancia de las vacunas.

Las medidas disuasorias en esta nación generaron una gran cantidad de reacciones en las redes sociales, algunos elogiaron el mensaje y otros creen que el Gobierno no logró su objetivo, sino que solo motivó la presencia de las personas en el lugar.

Los manifestantes intentaron reproducir su propia música en altavoces para intentar neutralizar el sonido de la megafonía; sin embargo, resulta en vano. Los manifestantes comenzaron con sus acciones tras conocerse los bloqueos organizados por antivacunas en Canadá y Estados Unidos.

Varios medios de comunicación de Nueva Zelanda resaltaron la reacción de los presentes, que bailan al ritmo de la canción compuesta por Los del Río y escuchan con atención los mensajes relacionados con la prevención de contagios.

El Gobierno de Nueva Zelanda está entre los países más estrictos del mundo durante la pandemia. Cerró sus fronteras internacionales e impulsó fuertes restricciones para sus residentes.

Las fronteras del país comenzaron a abrirse para los nacionales y residentes; sin embargo, los turistas extranjeros podrán ingresar entre julio y octubre.

Desde que la enfermedad llegó al país se acumularon 19.777 infecciones y perdieron la vida 53 personas. Nueva Zelanda es uno de los países con más porcentaje de vacunados en el mundo, el 94% de sus residentes están completamente inmunizados.

Las autoridades utilizan canciones virales para disuadir a los manifestantes.