Nueva medida para obtener residencia permanente en Estados Unidos podría afectar a migrantes de bajos recursos

Ken Cuccinelli, director interino de la Oficina de Servicios de Inmigración y Ciudadanía de Estados Unidos. Foto: Voz de la Diáspora.
Por Kriscia Recinos

Las personas que recibieron algún tipo de ayuda del gobierno de Estados Unidos al llegar a dicho país, podrían perder su posibilidad de optar por una residencia permanente según una actualización en las normas, así lo ha informado el  Servicio de Inmigración y Ciudadanía.

Los más afectados serían en este caso, los migrantes de escasos recursos.

Ken Cuccinelli, director de la institución, explicó que al evaluar a un candidato a la residencia permanente se tomará en cuenta cualquier tipo de aporte estatal, entre ellos los subsidios para vivienda, alimentos  y servicios de salud.

La norma, sin embargo, no es definitiva y habría excepciones, como la ayuda a embarazadas, hipotecas y préstamos de estudio. Los refugiados y solicitantes de asilo estarían exentos de penalizaciones.

“No estamos haciendo algo nuevo. Es una estructura legal que tiene 140 años, solo que hoy lidiamos con la interacción más reciente. Por lo tanto, no hay razón para que un grupo en particular sienta que esto los está apuntando, es cuestión de leyes que ya han sido establecidas”, manifestó el funcionario.

La medida entrará en vigencia a partir del 15 de octubre y el cambio garantizaría que las personas que inmigren al país norteamericano, son autosuficientes y no dependen de recursos públicos para cubrir sus necesidades sino que dependen de sus capacidades y recursos de los miembros de la familia, aseguraron. 

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario!
Ingrese su nombre