“No me siento segura de quedarme en cuarentena en El Salvador”

Por Dennis Aguillón, España.

Esta semana, España retomó algunas actividades, como parte de las acciones que las autoridades han emprendido en el plan de levantar paulatinamente la cuarentena.

Sin embargo, no todos podrán regresar a su vida normal. 180 salvadoreños están varados en el país europeo y no tienen ninguna respuesta que les indique cuándo podrán regresar a El Salvador.

Muchos de los compatriotas varados quieren regresar a su país, sin importar que deben someterse a la cuarentena en los centros de contención creados por el Gobierno. Pero también hay otros que pese a la lejanía, prefieren quedarse en donde están para no exponerse a una situación de cuarentena incierta en El Salvador.

María Olivares es una de estos compatriotas que prefieren esperar a que la situación mejore para no exponerse, pues considera que estos centros representan un riesgo de contaminación y no cuentan con las condiciones de salud necesaria.

“Si voy a ir a ponerme en una situación de mayor riesgo frente al virus y de peores condiciones de alimentación, de comodidad o de salud, no estoy dispuesta, ni mi familia. No me siento segura de quedarme en cuarentena en El Salvador”, dijo la estudiante, que está varada en España.

María estaba estudiando una maestría en Colombia y viajó a España para reunirse con una amiga, una semana antes de que se decretara la emergencia y los cierres en El Salvador. Después del viaje a Europa, tenía que regresar a Colombia y por último a su país.

Pero, “tenía que transitar por varios aeropuertos y como pensé que esto sería algo de unas semanas, por eso decidí quedarme en España”, su familia apoyó la decisión y sin dudarlo le dieron su apoyo, a pesar de la distancia.

“Estoy más segura aquí”

A medida que la crisis avanzó, María se puso en contacto con la Embajada de El Salvador en España, pues necesita un medicamento y además, sus ahorros no son suficientes para mantenerse por mucho tiempo.

“Estoy compartiendo un cuarto con una amiga, pero tengo que ayudar a pagar los servicios de la casa. Por ahora he sobrevivido con ahorros y con lo que mi familia me ha dado. Tomo un medicamento”, manifestó la salvadoreña.

El 24 de marzo llenó los formularios que le indicó el personal de la Embajada salvadoreña. Un mes después recibió noticias de las autoridades, pero por el momento, ha subsistido gracias al apoyo de su familia.

Por ahora, María prefiere esperar y quedarse en España, aunque esté lejos de su familia. Pues, ya pasó un mes en cuarentena junto a su amiga y ninguna de las personas que viven en la misma casa, presentó ningún síntoma de Covid-19.

“Me siento más segura aquí. No salgo de casa, estoy tomando todas las medidas necesarias, y si regreso; no sé con qué personas me pueden tener, si están contagiadas o no”, señaló al salvadoreña, desde Madrid.

Pese a que la Corte Suprema salvadoreña le ordenó al Gobierno, crear un plan para repatriar a los más de 4,500 salvadoreños que se encuentran varados alrededor del mundo, el Ejecutivo dijo que no tiene la capacidad de recibirlos.

Por ahora, los salvadoreños deben esperar a que las autoridades de los consulados y embajadas respondan a sus preguntas.