Múltiples muertos y decenas de heridos en tiroteo en El Paso, Texas

Por Diego Murcia

Una de las ciudades más seguras de los Estados Unidos se encuentra bajo ataque. Varios muertos y decenas de heridos es el saldo que ha dejado un ataque armado en un centro comercial de la localidad, incluido un Walmart, en esta ciudad de la frontera, al sur de Texas. Así lo reportan las autoridades locales.

A una hora del tiroteo, el sargento de la policía de El Paso, Enrique Carrillo aseguró ante los medios que se tiene a un sospechoso, de 21 años, bajo custodia y que por el momento “no hay amenaza inminente”.

Aunque las cifras sólo son estimaciones, y los hechos están rodeados de muchas conjeturas, autoridades locales como el candidato demócrata por la presidencia Beto O’Rourke, escribió en su cuenta de Twitter el siguiente mensaje: “Con el corazón devastado. Manténganse a salvo, El Paso. Por favor sigan las indicaciones de todo el personal de emergencia, mientras continuamos recolectando la información de lo que acontece”.

Los paseños han empezado a compartir información no confirmada mediante las redes sociales, aseguran que el hecho podría ser obra de al menos cuatro tiradores y que iban armados con AK-47.

Un duro golpe a la comunidad

Como ironía de la vida, este año El Paso volvió a figurar en el “Top 10” de las ciudades metropolitanas más seguras de Estados Unidos, de acuerdo con un estudio publicado por Safewise, una compañía dedicada a la seguridad residencial y cibernética y que colocó a El Paso, en el sexto lugar de dicho conteo.

Con los resultados de este año, El Paso subió un lugar luego de que en 2018 fuera catalogada como la séptima ciudad más segura.

El Paso tuvo un descenso de delitos graves de 35% entre 1993 y 2006, y desde ese año hasta 2014 (el último registro disponible del FBI) se ha mantenido en una tasa media de 420 casos por año. Y de hecho la ciudad ocupó el tercer lugar en cuanto a índices más bajos de criminalidad en Estados Unidos de las 35 urbes con más de 500.000 habitantes en 2005, 2006 y 2007.

Con los hechos de hoy, esa frágil visión que se tiene de la frontera podría cambiar para siempre.