16 agosto, 2022

Monseñor Ricardo Urioste dejó un gran vacío en la iglesia católica salvadoreña

Monseñor Ricardo Urioste. Foto: Cortesía.

Por José Eduardo Cubías Colorado

El Salvador – Romerianos conmemoran su legado pastoral en pos de San Oscar Romero, tanto la Arquidiócesis de San Salvador, como la feligresía católica, lamentan el fallecimiento de Monseñor Ricardo Urioste.

Monseñor Urioste intercedió para que la figura de “San Oscar Romero”, no se politizara a favor de las organizaciones revolucionarias del FMLN, luego de los acuerdos de Paz, porque sería un retraso al proceso de beatificación de Monseñor Romero, al asociarlo con los movimientos de izquierda.

Así también logró un acuerdo con el FMLN y sus organizaciones que dejaran de utilizar a San Oscar Romero, como estandarte de lucha revolucionaria, y además abogó para que la muerte de San Romero no quedará impune,  se investigara sobre su asesinato y se hiciera justicia, fue la primera declaración de la Arquidiócesis sobre la muerte de San Romero.

Mientras tanto, en la curia salvadoreña lo calumniaban, y  como partidario al comunismo y a la Teología de la Liberación, lo cual repercutió en el Vaticano lograr detener el proceso de beatificación, hasta que la Congregación de la Doctrina de la Fe, dictaminara que no había impedimento para continuar el proceso, el cual tardó 10 años, hasta la llegada del Papa Francisco.

Monseñor Urioste nació el 18 de Septiembre de 1925 y murió el 5 de enero de 2016, se le recuerda por su relato de la visita del Papa Juan Pablo ll a El Salvador, en 1983, cuando visitó la cripta de Catedral Metropolitana para orar sobre la tumba de San Romero, en esa ocasión él dijo: “Su Santidad había comprendido que nuestro Obispo Mártir, era un auténtico hombre de Iglesia”.