26 noviembre, 2022

Memoria de la Alma Mater: Universidad de El Salvador 181 años de Historia Patria

Desde su fundación, han sido los estudiantes los que, enarbolado la bandera de lucha por la libertad académica, la autonomía universitaria y el respeto a los Derechos Humanos. Asimismo, han combatido a las dictaduras militares.

Por Eduardo Cubías

Educación – La historia de la Universidad de El Salvador marcha paralela a la historia de este convulsionado país. 20 años habían transcurrido desde la independencia, cuando se fundó en 1841, la Universidad de El Salvador, y desde entonces, su vida pública, ha dejado huella en los diferentes periodos presidenciales, sea de gobiernos conservadores o liberales.

Desde su fundación, han sido los estudiantes los que, enarbolado la bandera de lucha por la libertad académica, la autonomía universitaria y el respeto a los Derechos Humanos. Asimismo, han combatido a las dictaduras militares.

Foto: Cortesía.

La Universidad, desde un principio ha liderado luchas contra el poder político y económico, la oligarquía cafetalera, la represión contra los pueblos indígenas y la corrupción en los gobiernos fascistas. Todo ello ha costado sangre, dolor, muerte y luto a lo largo de su historia

También la persecución, la cárcel y el exilio de sus mejores hijos. Minerva siempre ha estado de luto.

Durante los primeros años de gobiernos conservadores, los estudiantes estuvieron en contra de la injerencia de la iglesia al imponer el dogma y el claustro, en lo académico y en lo administrativo, respectivamente, como normas escolásticas en esta casa de estudios. En lo político y en lo económico, los estudiantes estuvieron en contra de la potestad del Estado.

Foto: Cortesía.

En este contexto, recordamos las enconadas luchas de los patriotas liberales por una educación laica que protagoniza Gerardo Barrios, en su lucha contra Francisco Dueñas y su gobierno conservador, en los últimos meses de 1859.

Años más tarde, la Universidad, además de la Iglesia y del Estado. enfrenta a un nuevo adversario: la oligarquía cafetalera, y su afán de poder como una nueva clase económica que ejerce, además, su dominio en lo político y social., que veía a la Universidad de El Salvador como una amenaza para sus intereses capitalistas.

Por otra parte, a las luchas de los liberales por la libertad académica y la autonomía universitaria se suma la demanda por un presupuesto justo. La Universidad requiere fondos para su funcionamiento y desarrollo. Mientras gobiernan los conservadores, el presupuesto sólo alcanza para el pago de salarios y los gastos administrativo, esta demanda se ha mantenido a lo largo de la historia de la Alma Mater.

Foto:Cortesía.

Las dinastías y las dictaduras presidenciales, sean de civiles o militares, siempre han afectado a la Universidad, y ésta a funcionado entre los vaivenes de las luchas intestinas, entre liberales y conservadores, y es bueno recordar que estas guerras, dejaban vacías las arcas del Estado y sin fondos para el sostenimiento de la Universidad.

Y así llegamos a finales del siglo XlX, cuando la Universidad se convierte en Oposición del Estado y comienza a ser víctima de la represión contra funcionarios, docentes y estudiantes.

Han surgido nuevas organizaciones populares y la Universidad encabeza los movimientos de protesta como defensora de los Derechos Humanos.