Más de dos meses en la morgue esperando repatriación

Lorena Elizabeth Delgado Guillén. Foto: Cortesía.

Por Deysi Dominguez 

El cuerpo de Lorena Elizabeth Delgado Guillén, una joven salvadoreña que a sus 23 años murió en el estado de Texas, en la fuerte  helada que recibieron a principios de este año.

Lorena lleva más de dos meses en una morgue en Estados Unidos, y su tardanza para enviar sus restos mortales desespera a sus familiares en El Salvador. 

La última información que sus familiares recibieron sobre el proceso de repatriación, y que impide seguir el curso es el informe del forense, para hacer el traslado del cuerpo vía aérea hacia El Salvador. 

Sus familiares y amigos más allegados, son los que están más impacientes en todo este largo proceso, explicó, Estefani Ancheta, cuñada de la fallecida, quien pidió a las autoridades salvadoreñas en el exterior, movilizarse para darle santa sepultura a su pariente. “No la mandan porque nos han dicho que la forense no manda los resultados de la autopsia”, dijo Ancheta. 

La joven salvadoreña según sus familiares habría muerto congelada por las fuertes nevadas, el dolor embarga a la familia doliente que aún siguen esperando el día en que llegue el cuerpo de Lorena para darle su última despedida.