Mandos militares recomendaron a Bukele tomarse Asamblea Legislativa y «neutralizar seguridad de diputados»

Foto Twitter El Salvador

Redacción Voz de la Diáspora

El ministro de la Defensa, René Francis Merino Monroy y el viceministro, Ennio Elvidio Rivera Aguilar habrían sido los cerebros que asesoraron al presidente salvadoreño, Nayib Bukele para militarizar la Asamblea Legislativa el domingo pasado.

La acción que serviría para presionar a los diputados para que aprobaran el préstamo de 109 millones de dólares, destinados al plan de seguridad del Gobierno de Bukele, ha sido duramente criticada en el país y a nivel internacional.

«Toda la planificación del operativo de la Fuerza Armada del domingo, fue eleborado y ejecutado desde el Estado Mayor Conjunto. Fue el ministro y el vice ministro los que asesoraron al presidente Bukele y le recomendaron qué hacer», dijo a Voz de la Diáspora una fuente de la Fuerza Armada, que pidió no ser identificada.

De acuerdo a la información que se maneja al interior de las fuerzas militares, los jefes del Ministerio de la Defensa, después de acordar el plan con el presidente, le ordenaron «al C-III las operaciones del plan control de la Asamblea Legislativa».

La fuente dijo a esta agencia de noticias que los elementos militares que entraron a la Asamblea Legislativa, son miembros del Comando de Fuerzas Especiales, que tenían la orden de neutralizar a la seguridad de los diputados si era necesario y que además, el Batallón Presidencial tenía el aval para realizar capturas y tomarse las instalaciones del Parlamento salvadoreño.

La información en manos de Voz de la Diáspora, también señala que la división de Caballería «tomaría el control de las calles» en los alrededores del Centro de Gobierno y la Policía Nacional Civil (PNC) facilitaría algunas delegaciones para utilizarlas en caso necesario.

Pocas horas antes de la militarización en Centro de Gobierno, el ministro de la Defansa, acompañado de oficiales militares, dio una conferencia de prensa, al estilo de las intervenciones públicas que hacían los grupos militares golpistas de los 70 y de los grupos de oficiales que respaldaban a los gobiernos de derecha durante la guerra civil que vivió el país.

El Ministro Merino Monroy dijo entonces, que la Fuerza Armada le debe lealtad y obediencia al presidente Bukele. Así mismo, el director de la PNC, Mauricio Arriaza Chicas, respaldo la medida de utilizar las fuerzas militares y de seguridad pública al servicio del presidente salvadoreño.


Conferencia del ministro Merino Monroy. Foto tomada de Radio YSKL, de El Salvador

La fuente militar también asegura que los oficiales que coonocieron del plan y mostraron su desacuerdo con este, fueron acuartelados desde el domingo en la madrugada, para evitar fugas de información.

Luego de las reacciones en contra del uso de la Fuerza Armada para presionar a los diputados y militarizar de la Asamblea Legislativa, al interior del Estado Mayor, se dio la orden de destruir toda la documentación y memorandums relacionados a esta operación.

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario!
Ingrese su nombre