Madrid, cuna de las pupusas en España

Por Dennis Aguillón

España – Jhon Fernando Osorio y Esmeralda Martínez, esposos que por vicisitudes de la vida decidieron emigrar hace trece años a España con el fin de explorar nuevas aventuras y en búsqueda de oportunidades.

Su historia de emprendimiento comienza desde su casa, Esmeralda era la encargada de preparar todo los ingredientes necesarios para la elaboración del platillo por excelencia de todo salvadoreño, sí; de las pupusas, mientras que Jhon realizaba las tareas de repartidor por todas las zonas de Madrid.

Los pedidos día con día crecían, su pequeña cocina de hogar no daba abasto, fue en 2017  cuando dispusieron dar un paso mayor, abren su primer restaurante llamado “Pupusería La Ceiba, bar y restaurante”, ubicado en calle de Antonia Lancha, 20, Madrid.

Sus ideas visionarias y expansión irían creciendo con el transcurso del tiempo, pero la Covid-19 pauso la inauguración de un segundo restaurante, por un tiempo apagaron sus cocinas, sin embargo volvieron a sus orígenes de emprendimiento, no solo preparaban y repartían las anheladas pupusas sino desarrollaban labor social, donde 250 a 300 familias se vieron beneficiadas con canastas de productos de primera necesidad.

Fue en junio de 2021 y las puertas de su segundo restaurante se abrían, en Calle José Castán Tobeñas, 1 muy cerca de la embajada de El Salvador en España, no hay excusa para que todo aquel que llegue por algún trámite que solventar, pueda darse vuelta y degustar de platillos típicos, pupusas y más.

La ardua labor de los esposos Osorio no ha descansado, recientemente iniciaron un proyecto diferente, dando inicio a una casa comercializadora de productos 100% salvadoreños.

Siguiendo en el ámbito de la hostelería, han decidido abrir su tercer restaurante en Calle Martín Álvarez, 5 Madrid, a la inauguración se ha hecho presente el embajador de El Salvador en España, Mauricio Peñate y su comitiva diplomática.

Tanto Jhon y Esmeralda tiene la idea de seguir expandiendo su cadena de restaurantes, no solo en Madrid, sino en otras zonas de España y países de Europa, para seguir acercado un toque de El Salvador a miles de salvadoreños que han emigrado.