La tensión se intensifica en Ottawa

La ciudad declaró el estado de emergencia esta semana y cientos de personas han sido detenidas.
Foto: Cortesía

Redacción Voz de la Diáspora

La ciudad de Ottawa, en Canadá, ha solicitado refuerzos policiales para lidiar con las protestas de grupos antivacunas radicales que llevan más de diez días con bloqueos en los alrededores del Parlamento.

El jefe de la Policía de la ciudad, Peter Sloly, informó que se enviaron 1.800 efectivos de refuerzo para contribuir a controlar las protestas de los que no están inmunizados. Hasta el momento, unas 20 personas han sido detenidas y se aplicaron más de 500 multas por incumplir las normas locales.

El alcalde de la ciudad, Jim Watson, cree que “Es la emergencia más grave que Ottawa ha experimentado en su historia”.

La protesta de los radicales no tiene precendentes en Canadá y las fuerzas del orden no estaban preparadas para enfrentar y reprimir estos grupos. Inicialmente la manifestación duraría tres días, sin embargo, ahora no tiene fecha límite.

Por su parte, la plataforma GoFundMe ha decidido no distribuir los 10 millones de dólares canadienses que han recaudado los grupos antivacunas a través de donaciones; sin embargo, se supo que en solo dos días y a través de GiveSendGo, los radicales han recaudado 3.5 millones que les permitirían seguir con sus acciones.