La subsecretaria de Estado de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos de EE.UU. visita Panamá para dar seguimiento a programas bilaterales

Video: Cortesía Embajada de Estados Unidos en Panamá

Redacción Voz de la Diáspora

La subsecretaria de Estado de Seguridad Civil, Democracia y Derechos Humanos de Estados Unidos, Uzra Zeya, visitó Panamá para dar seguimiento a los programas bilaterales entre los dos países.

Como parte de la agenda la alta funcionaria estadounidense junto a su comitiva, y una delegación del gobierno panameño viajaron el viernes a Darién para conocer la situación de miles de migrantes irregulares que atraviesan la selva desde Colombia en ruta hacia Norteamérica.

Autoridades panameñas afirman que en lo que van del año han pasado alrededor de 107 mil migrantes, la mayoría haitianos, y que la proyección es que 2021 cierre con una cifra récord de 150 mil.

¿Cuál es el objetivo de su visita a la frontera?
Estamos aquí hoy para ver en persona la realidad a la que se enfrentan los migrantes que cruzan la región del Darién y para entender los retos que enfrenta el gobierno panameño para manejar la situación.

Estados Unidos está firmemente comprometido con la mejora de las condiciones en la región. Reconocemos que la solución definitiva para reducir de forma sostenible la migración irregular es trabajar con la sociedad civil, el sector privado, los gobiernos y los socios internacionales para impulsar cambios estructurales con el fin de combatir la corrupción, mejorar la seguridad y promover el crecimiento económico inclusivo en toda la región.

¿Cómo apoya Estados Unidos los esfuerzos de Panamá para disminuir el flujo migratorio irregular?
Con fondos de los Estados Unidos, la Organización Internacional para las Migraciones ayudará a expandir y mejorar el albergue de Lajas Blancas en Darién.

Desde 2018, el Departamento de Estado ha proporcionado más de 15 millones de dólares para programas humanitarios y de seguridad fronteriza en Panamá, y más de 13 millones de dólares para programas humanitarios en la región, que pueden incluir a Panamá.

La asistencia humanitaria estadounidense, en las áreas de protección, salud, refugio y necesidades básicas, se canaliza a través de organizaciones internacionales que trabajan en las fronteras de Panamá, como UNICEF y la Organización Internacional para las Migraciones.

Estados Unidos, a través de la Oficina de Población, Refugiados y Migración del Departamento de Estado, está proporcionando más de 20 millones de dólares en asistencia adicional para satisfacer las necesidades humanitarias urgentes de quienes solicitan asilo, los refugiados y los migrantes vulnerables en América Central, incluido Panamá, y México. Este financiamiento adicional eleva el total de la asistencia humanitaria de Estados Unidos para Centroamérica y México a más de 331 millones de dólares para 2021.

¿Cómo está trabajando Estados Unidos con otros países para manejar la migración irregular en la región?
El presidente Biden se ha comprometido a poner en marcha un plan de miles de millones de dólares para abordar las causas fundamentales de la migración irregular y mejorar las condiciones en los países de la región.
Estamos trabajando con socios de toda la región para controlar los flujos migratorios irregulares.

Mejorar la seguridad de las fronteras, proteger a las poblaciones vulnerables y combatir a las organizaciones criminales organizadas que se benefician del contrabando y la trata de personas son responsabilidades que compartimos y que requieren un enfoque regional.