Joven latina se gradúa de la Universidad de Stony Brook, New York

Foto: Cortesía.
Por Anayansi Rivas

Ashley Aracely Oliva Franco, con doble nacionalidad,  hija de padres salvadoreños, recientemente se graduó de Ciencias de la Salud con especialidad en Estudios de Discapacidad, de la Universidad de Stony Brook, New York, Estados Unidos.

Pero esto no es todo, Ashley a su corta edad,  pudo llevar  a la par  dos grandes actividades, estudiar y trabajar, su gran esfuerzo y el apoyo incondicional de sus padres fue el motivo de inspiración para culminar su carrera.

Ashley la joven estadounidense salvadoreña, responsable, inteligente,  aplicada, logró obtener su investidura académica a sus 23 años, con mucho dedicación y sacrifico costeó su educación superior, dijo que el siguiente reto es estudiar un máster en Fisioterapia.

Oliva, cuando estaba estudiando  su último año de bachillerato, (High School en inglés) descubrió su potencial en el área de salud, vio la necesidad de ayudar al prójimo especialmente con discapacidad y nunca pasó desapercibida.

Una vez que ya tenía definidos sus objetivos, comenzó a estudiar sus primeros dos años con las materias comunes  en un colegio comunitario de New York,  para luego estudiar los últimos años en la universidad, debido a que los estudios universitarios en Estados Unidos son altamente costosos, aproximadamente de $47 mil por año y en colegios comunitarios es de $11,500.

Hoy en día muchos jóvenes optan por estudiar los primeros años en colegios comunitarios y luego se trasladan a la universidad para finalizar sus estudios y obtener un título universitario.

Foto: Cortesía.

La joven profesional reconoce el amor, sacrifico y protección de sus padres: “Me gustaría agradecer a mis padres por ayudarme a continuar mi educación porque sin su apoyo incondicional nada de esto sería posible”, así lo expresó.

Sin embargo dice sentirse orgullosa de sus orígenes: “Aunque El Salvador es un país pobre, es rico en cultura y hermosos paisajes, estoy muy orgullosa de ser salvadoreña. Siento que la comunidad salvadoreña/hispana a menudo se tergiversa en los medios de comunicación de hoy, siento que es importante que los niños hispanos continúen su educación para romper esos estigmas negativos que giran a nuestro alrededor. 

Foto: Cortesía.

Luego continúa “Una fuerte representación positiva puede ayudar a romper los estereotipos que pueden ser perjudiciales para las personas y limitantes para la sociedad, necesitamos más representación hispana en el cuidado de la salud, la ley, la educación, etc., así lo expresó.

Las palabras de motivación de Ashley para las nuevas generaciones: “Envío este mensaje a los jóvenes, que todo su arduo trabajo vale la pena, hay una luz al final del túnel. Continuar con su educación es contribuir a la sociedad en sus propias formas especiales, necesitamos nuevas mentes brillantes para ayudar a hacer de este mundo un lugar mejor”, así lo dijo.

Cuando se quiere alcanzar una meta se puede, a pesar de las barreras y obstáculos, los años 2020 y 2021 en tiempo pandemia, ha sido difícil para toda la humanidad, el encierro, el temor a contagiarse de Covid-19, suspensión de clases, despidos laborales, pérdida de un ser querido, crisis económica,  todo esto hace más lento el proceso para alcanzar una meta, pero cuando se quiere siempre hay una forma de salir adelante,  este es el caso de Ashley, con la ayuda de sus padres y su propio sacrificio logró cumplir uno de sus anhelados sueños en tiempos de pandemia.