Inmigrantes y refugiados, los más afectados por medidas ante Coronavirus en Canadá

Por Oscar Vigil

Toronto. Los inmigrantes en general, y en particular los solicitantes de refugio, van a ser los principales afectados con las nuevas medidas migratorias tomadas por el gobierno canadiense en su esfuerzo por contener la propagación en el país del Covid-19, mejor conocido como Coronavirus.

El gobierno anunció esta semana el cierre total de las fronteras canadienses para todos los extranjeros, salvo pocas excepciones, un cierre que deja por fuera a decenas de miles de inmigrantes alrededor del mundo cuyos procesos migratorios hacia este país ya están en sus últimas etapas. De igual forma deja por fuera a miles de solicitantes de refugio que en su mayoría llegan a los Estados Unidos para luego cruzar la frontera vía terrestre hacia Canadá.

“No permitiremos la entrada a Canadá a personas que no sean ciudadanos canadienses o residentes permanentes”, dijo el Primer Ministro Justin Trudeau en una conferencia de prensa el lunes, agregando que la medida tendría excepciones, como por ejemplo las tripulaciones aéreas, diplomáticos, familiares inmediatos de ciudadanos canadienses y, hasta ese momento, los ciudadanos estadounidenses. Sin embargo, un día después también amplió la restricción de entrar al país a los estadounidenses que quisieran cruzar la frontera sin ser sus viajes esenciales, como sí lo son los de quienes transportan alimentos y los de quienes trabajan regularmente en Canadá, entre otros.

Con relación a los solicitantes de refugio, previamente Trudeau había dicho: “Canadá y Estados Unidos están anunciando un acuerdo recíproco de que ahora devolveremos a los migrantes irregulares que intentan cruzar a cualquier parte de la frontera entre Canadá y Estados Unidos”.

“Los que ya cruzaron la frontera serán aislados, pero en el futuro, aquellos que intenten cruzar la frontera de manera irregular serán regresados nuevamente hacia los Estados Unidos”, dijo Trudeau.

El Primer Ministro explicó que dichas medidas son temporales pero necesarias a fin de detener la pandemia de Coronavirus que a este jueves 25 de marzo ha infectado a 3,579 personas y matado a 36 en todo Canadá.

“Esta es una medida temporal que implementaremos mientras dure la crisis del coronavirus…. son medidas excepcionales para proteger a los ciudadanos”, enfatizó el Primer Ministro.

Para un país como Canadá de 36 millones de habitantes y cuyo futuro poblacional depende en gran medida de la inmigración, la crisis generada por la pandemia del Covid-19 sin duda va a tener un fuerte impacto. Dada la baja tasa de natalidad y el envejecimiento de la población, Canadá recibe anualmente alrededor de 350,000 inmigrantes provenientes de todos los países del mundo, y de ellos aproximadamente 50,000 son refugiados.

Por otra parte, el gobierno también anunció la suspensión de las órdenes de deportación para quienes han perdido sus casos de refugio y/o que se encuentran de forma indocumentada en el país, por lo menos hasta mediados de abril, fecha que muy probablemente va a ser pospuesta.

Vilma Filici, profesora universitaria en temas de inmigración canadienses, dice que ante el cierre de las fronteras del país el Primer Ministro dejó claro que los solicitantes de refugio no van a ser aceptados, y que eso incluye también a las personas que estaban entrando desde Estados Unidos, particularmente quienes cruzaban de forma irregular a través de los puntos ciegos de la frontera.

“Todas estas personas no van a poder ingresar al país y van a tener que esperar hasta el momento en que se reabra la frontera. Pero las personas que lleguen por tierra al puerto de entrada y se les niegue el ingreso, no significa que después se les va a volver a negar o que van a ser inelegibles de pedir refugio, porque el no poder entrar debido a que la frontera está cerrada por precauciones de salud no es uno de los criterios que hace a una persona inelegible para pedir refugio en Canadá. Por lo tanto, van a poder hacerlo cuando se reabran las fronteras”, explicó.

Agregó que, en medio de las malas noticias, para los solicitantes de refugio que se encuentran en Canadá y que ya tenían programada su audiencia para ir a presentar su caso hay una noticia muy importante, y es que todas las audiencias han sido canceladas hasta por lo menos el 4 de mayo.

“En dicha fecha, dependiendo de la situación que se esté viviendo en Canadá, se va a determinar si se agendan nuevas audiencias o si se van a extender las cancelaciones. Pero ningún caso va a ser declarado abandonado, y de la misma manera, si tenían que enviar documentación para cumplir con los límites de tiempo para evidencia, eso queda postergado”, aseguró.

Dijo que si bien con la medida de devolver a los solicitantes de refugio hacia los Estados Unidos, Canadá no está cumpliendo con el tratado que ha firmado con respecto a los refugiados, el cual establece que se le tiene que permitir a las personas que son admisibles y elegibles presentar su caso ante el Consejo de Refugiados de Canadá, “debemos tener en cuenta que cuando se trata de una situación de emergencia como lo es en este momento, el gobierno pude tomar medidas que generalmente no podrían tomarse en otro momento, y una de ellas es el no permitirle la entrada a los solicitantes de refugio”.

“Lo que están tratado de hacer todos los gobiernos, y el de nuestro país en particular, es justamente tratar de salvar la vida de los ciudadanos canadiense y de quienes residen en Canadá, y lamentablemente en una situación como esta tienen que tomar medidas de emergencia, aunque nos parezcan crueles en algún momento, pero no hay otra forma de tratar de controlar la dispersión del virus”, apuntó.

Por su parte, Janet Dench, Directora Ejecutiva del Consejo Canadiense para los Refugiados, dijo que la decisión tomada por el gobierno del Primer Ministro Justin Trudeau viola las obligaciones internacionales de Canadá.

“Durante una pandemia, debemos cumplir nuestros compromisos de proteger los derechos de los refugiados y migrantes vulnerables. Esto incluye nuestra obligación legal fundamental de no rechazar a los refugiados en las fronteras. Nos sorprende que el Gobierno de Canadá no esté preparado para cumplir ese compromiso”, dijo a la prensa.