30 noviembre, 2022

Galveston sin playa, desfile de independencia ni show de luces

Autoridades locales recomendaron a la población, abstenerse de reuniones públicas, y disfrutar en sus casas y en familia, sin visitas, con el fin de evitar el aumento de contagios por la pandemia.

Por María T. Morales

Houston, Texas. Este 4 de julio, no habrá fogatas, picnics, barbacoas al aire libre, mucho menos desfiles y shows pirotécnicos.

Pero, pese a la pandemia, muchos estadounidenses ya visten los colores de los símbolos patrios que recuerdan aquel 4 de julio de 1776 cuando se anunció la independencia de Gran Bretaña, hace 244 años.

Como medida de prevención por el incremento de contagios por la pandemia del COVID-19, autoridades locales en Galveston, anunciaron el cierre, durante el fin de semana largo, por la celebración de la independencia de los Estados Unidos.

La medida, no incluye cierre de negocios como restaurantes, aclararon las autoridades; no obstante, es posible que muchos comerciantes, ante la falta de clientes, opten por reducir costos y opten también por cerrar.

El contado de Galveston, también anunció, recientemente, la cancelación del tradicional show de luces, que año tras año, realiza para conmemorar, el 4 de julio, las fiestas patrias.

Este anuncio cayó como balde de agua fría a dueños de negocios, tanto grandes como pequeños en la isla, ya que esta es una verdadera atracción para chicos y grandes.

La población, este año, se verá obligada a ver espectáculos pirotécnicos desde sus casas, ya que también en ciudades como Houston, Dallas y algunos condados en Texas han prohibido la venta de pólvora.

Comerciantes de pólvora también han resultado afectados, ya que según investigaciones de Voz de la Diáspora, los cargamentos de juegos pirotécnicos provenientes de China, ya estaban en camino cuando surgió la pandemia del COVID-19 en dicho país.

“La gente no debe tener miedo de comprar pólvora china o cohetes, pues no están contaminados’’, aclaró una comerciante, quien evitó identificarse.

Agregó que regularmente, los juegos pirotécnicos, y otro tipo de pólvora, permanece almacenada usualmente, de cuatro a seis meses de anticipación a los días de fiestas.