Gallo Maurice seguirá cacaraqueando

Foto/ Pixabay
Redacción Voz de la Diáspora 

El gallo Maurice fue demandado por una pareja de jubilados porque les perturbaba el sueño. El hecho ocurrió en la localidad de Saint Pierre d’Oléron al suroeste de Francia.

El alcalde de la ciudad, Christophe Sueur, rechazó la demanda de los vecinos diciendo que “siempre hemos vivido con huertos, gallineros y tenemos una vida bastante tradicional”; y se basó en la visita que hizo un funcionario de la institución para verificar el canto de Maurice. Con tres visitas de campo, se concluyó que el gallo cantaba entre 6:30 y 7:00 am, y no desde las cuatro de la madrugada como afirmaban los demandantes.

El delegado dijo además, que el ruido era “audible”, pero no era fuerte si se cerraban las ventanas.

“Maurice ganó y los demandantes tendrán que pagar a su propietaria mil euros por daños y perjuicios”, declaró el abogado de la propietaria del ave. “Es una victoria para toda la gente en mi misma situación, espero que cree jurisprudencia” añadió la dueña de Maurice, que ha sido objeto de titulares en todo el mundo.

Maurice ahora es el símbolo de la “ruralidad” en Francia.