Expulsan del Consulado Salvadoreño en Long Island a artista con discapacidad

Andrea pintando uno de sus cuadros en su casa en Long Island.
Por Carmen Rodríguez

Andrea Aragón, destacada artista salvadoreña, que desde hace cuatro años tenía permiso para vender sus cuadros en el Consulado de El Salvador en Long Island, fue expulsada de la sede consular, sin motivo alguno.

Andrea, una artista que se abrió camino en Estados Unidos, gracias a las pinturas y cuadros que crea, nació con un problema congénito y no tiene sus extremidades superiores.

Debido a su discapacidad, le fue difícil encontrar un empleo regular. Pidió ayuda en el Consulado, que entonces estaba dirigido por el cónsul Miguel Alas y el funcionario le permitió montar un pequeño puesto para exponer y vender sus cuadros y otras artesanías salvadoreñas.

Con la venta, dice Andrea, ayudaba a su madre a pagar la renta de la vivienda y subsidiar algunos gastos de ambas. Pero desde hace un mes, no pude seguir apoyando a su mamá para pagar la renta o para comprar alimentos.

“Sin ningún aviso me dijeron que no podíamos estar en el Consulado. El nuevo cónsul, Henry Salgado, me dijo que todas las ventas no tenían permiso, pero los otros vendedores siguen ahí. Solo a mí me sacaron”, dijo la artista.

Andrea intentó vender alguno de sus cuadros en internet, con sus contactos en las redes sociales, pero no le fue tan bien. La artista hace un llamado a las personas que quieran colaborar para que pueda encontrar un empleo.

Andrea junto a su madre.

Hasta el momento, la salvadoreña dice que ha recibo apoyo de algunas organizaciones sociales de Long Island. Pese a que el nuevo cónsul le prometió apoyarla, Andrea no ha tenido noticias al respecto.

Voz de la Diáspora intentó comunicarse con el cónsul Henry Salgado. Al cierre de esta publicación, el funcionario no respondió a los mensajes enviados a su número personal.