Ex policía acusado por el homicidio de Floyd podría pasar hasta 40 años en prisión

El camino para esta batalla legal apenas comienza, pero muchos ya celebran el inicio del fin de la brutalidad policial y la discriminación racial en un país marcado por la violencia contra las minorías.

Por María T. Morales

Houston. TX. La fiscalía del estado de Minnesota presentó cargos contra cuatro ex policías de Minneapolis, uno de ellos, acusado, en diferente grado de responsabilidad, por el homicidio del afro estadounidense, George Floyd, ocurrido el pasado 25 de mayo en la ciudad de Minneápolis.

El fiscal Keith Ellison, declaro que Derek Chauvin, quien inicialmente enfrentaba cargos por homicidio en tercer grado, hoy es acusado por homicidio en segundo grado.

Bajo esta nueva tipificación del delito, se agrega el agravante de intencionalidad contra Chauvin, según la legislación. 

El oficial, grabado cuando presionaba con su rodilla, el cuello de Floyd, era apoyado por tres agentes más. Dos de ellos presionaban las piernas de la víctima, y un tercero se limitaba a observar, por lo que enfrentarán a la justicia por complicidad e instigación.

Los policías acusados de cómplices fueron identificados como J.A. Keung, Thomas Lane y Tou Thao. Todos fueron despedidos, confirmaron autoridades de la Policía de Minneapolis, donde ocurrió la tragedia que ha despertado el sentimiento de lucha contra el abuso policial y la discriminación racial a escala nacional.

Floyd será velado públicamente el próximo jueves y el viernes será sepultado, en la ciudad de Houston, donde nació y creció.

Hasta el momento, solo se han registrado conatos de violencia que han sido controlados por la policía local, que, dicho sea de paso, a  través del gobernador de Texas, ha rechazado la ayuda de la Guardia Nacional, ofrecida por el Presidente Donald Trump.