Estados Unidos vive un 4 de Julio entre tanques de guerra y aviones de combate

Por Carmen Rodríguez

Este año, las celebraciones del 4 de Julio, día en el que se conmemora la Independencia de Estados Unidos es muy diferente. Por primera vez en mucho tiempo, tanques de combate, aviones de guerra y militares se mueven en las calles del centro de Washington y en los alrededores de los monumentos históricos que están muy cerca de la Casa Blanca.

Los eventos para la celebración del Día de la Independencia en el país norteamericano, por orden del presidente rompen con una tradición, que para muchos estadounidenses es hasta solemne. Y no es para menos, este día se convirtió en un evento personal del presidente Donald Trump.

Trump, que durante su mandato ha manejado una agenda antiinmigrante, dirigirá su discurso al país, en horario estelar, frente al monumento de Abraham Lincoln, el décimo sexto mandatario de la Nación norteamericana, que abolió la esclavitud y que defendió la unidad del país durante la guerra civil.

Antes del “Saludo a la Nación” habrá un espectáculo nunca visto en Washington. El Air Force One, varios aviones de combate y los famosos Blue Angel de la Marina, volarán sobre el cielo de la capital; mientras que tanquetas y otros vehículos de guerra, permanecen estacionados en los alrededores de la zona de los monumentos.

Para algunos demócratas, Trump convirtió las celebraciones del 4 de Julio en un acto suyo, en el que además hará campaña para impulsar su popularidad y ganar adeptos, de cara a las elecciones del próximo año.

Salvadoreños viven un día diferente

Para muchos estadounidenses, el Día de la Independencia es una festividad patriótica. Este día, las ciudadanos y todos los que viven en el país, se olvidan de las diferencias y celebran a su manera. Los miles de salvadoreños que residen en el país norteamericano no son la excepción.

“Para mí no es una celebración como tal, pero es asueto nacional y la mayoría no trabaja. Eso nos ayuda a que podamos reunirnos con la familia. Es el único día en que podemos quemar pólvora legalmente; pero celebrarlo como tal, no lo celebro porque este no es mi país”, dijo Milena, una joven salvadoreña que aprovecha la fecha para pasarlo con su familia.

Para Salvador, un joven inmigrante salvadoreño que llegó hace menos de tres meses a la Nación Americana, este día es un “día normal”.

“Pero a la vez es diferente, los que ya tienen tiempo de vivir aquí se preparan para celebrar y no es para menos, es el Día de la Independencia del país que los ha acogido y brindado tantas oportunidades. Es realmente sorprendente ver cómo se preparan las cosas para vivir este día que es especial y no puedo evitar sentir ansiedad de vivir por primera vez esta experiencia”, dijo el salvadoreño.

Otros salvadoreños ven este día como una “fiesta patria” que se vive en familia.

“Nos debemos apegar a una fiesta patria como es el 15 de Septiembre en El Salvador, y debemos hacerlo con mucho respeto. A mi hija, le explico que ella tiene dos patrias en su corazón y que debe respetar los símbolos patrios. Lo celebramos en familia, aprovechamos para reunirnos, hacer un asado, jugar con los niño al aire libre y refrescarnos en la piscina o en la playa”, dijo la periodista Rosy Aquino.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Escriba su comentario!
Ingrese su nombre