Estados Unidos trabaja con México y Centro América para bloquear caravana de migrantes

Por Carmen Rodríguez, Washington DC

El presidente Donald Trump, puede cantar victoria en el tema migratorio. México bloqueó el paso de la primera caravana de migrantes centroamericanos que salió de El Salvador, Honduras y Guatemala la semana pasada con el objetivo de llegar a la frontera sur de Estados Unidos.

De acuerdo a información distribuida por activistas de derechos humanos, que dan apoyo a los migrantes centroamericanos, agentes de la Guardia Militar de México trabajan de la mano con agentes federales de Estados Unidos para detener la caravana y evitar que los centroamericanos circulen por el territorio mexicano.

El miércoles el secretario interino del Departamento de Seguridad (Department of Homeland Security DHS), Chad Wolf, confirmó que agentes estadounidenses trabajan en conjunto, no solo con las autoridades mexicanos, sino también con las autoridades centroamericanas para frenar a las caravanas de migrantes.

«DHS está monitoreando la caravana de cerca, tenemos docenas de nuestro personal trabajando en el territorio de Centro América asistiendo a agentes de inmigración y seguridad local, que han logrado ya detener y arrestar a cientos de personas, que ya fueron enviadas a sus países de origen», dijo Wolf en un comunicado oficial difundido el miércoles.

Pocas horas después que la caravana llegara a la frontera entre México y Guatemala, las autoridades mexicanas informaron que más de 400 centroamericanos habían sido «rescatados» por agentes de migración y puestos bajo procesos para ser deportados a sus países en los próximos días.

Según activistas de derechos de los migrantes, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, les mintió porque ofreció crear empleo para inmigrantes, para darles una oportunidad de quedarse en México, pero a cambio les ha enviado a agentes mexicanos y estadounidenses para evitar que ingresen a México.

Acuerdos México-Centroamérica y Estados Unidos

El año pasado, Estados Unidos firmó varios acuerdos con México, El Salvador, Honduras y Guatemala, el Triángulo del Norte, en los que los últimos países se comprometieron a controlar la migración y a trabajar para detener las caravanas de migrantes.

Pero además, el acuerdo incluye una clausula que permite a Estados Unidos y México, deportar a los centroamericanos a los países del Triángulo del Norte. Desde noviembre pasado, los tres países centroamericanos reciben ya a los deportados que México y Estados Unidos rechaza.