1 October, 2022

A campaign against discrimination, it came out contrary to what was expected by the Spanish government

Ahora el gobierno de España está nuevamente en los titulares por una acción que no tuvo el resultado esperado.

Editorial Dept. Voz de la Diaspora

Spain Esta semana varias mujeres denunciaron que sus fotografías fueron retocadas y utilizadas sin consentimiento para la campaña “El verano también es nuestro”, que buscaba terminar con la discriminación en los espacios públicos.

La ilustración del Ministerio de Igualdad de España fue publicada en diferentes espacios y tenía como propósito mostrar la diversidad de los cuerpos femeninos; but nevertheless, se convirtió en una serie de polémicas y denuncias. Tres de las cinco mujeres que aparecen en la imagen viralizada en todo el país, aseguran que no se les consultó, pero lo más indignante según ellas, es que se alertaron sus características físicas.

Mientras muchas mujeres celebraban la iniciativa, la modelo británica Nyome Nicholas-Williams denunció que el Gobierno de España utilizó su imagen sin solicitarle permiso e hizo una comparación de su foto original con la ilustración publicada. La modelo de 30 años contó que la respuesta de la empresa que diseño el cartel fue que usaron su foto porque se quedaron sin tiempo.

Hace solo una semana la ministra de Igualdad de España, Irene Montero, se refirió a la imagen a través de su cuenta de Twitter. “Todos los cuerpos son válidos y tenemos derecho a disfrutar de la vida como somos, sin culpa ni vergüenza”, escribió la titular.

Photos: Courtesy.

Pero la denuncia que generó indignación por lo contradictorio del mensaje fue la de Sian Green-Lord, otra modelo británica que contó que la campaña usó su imagen y la editó para borrar la pierna ortopédica que utiliza desde 2013, tras un accidente de tránsito que tuvo en Nueva York.

Cuando los ánimos ya estaban caldeados, Juliet FitzPatrick, otra modelo británica sobreviviente al cáncer contó que se sorprendió al ver su imagen. “Inicialmente pensé que definitivamente no era yo, pero ese rostro es el mío, aunque no es mi cuerpo. Este es un trabajo de muy mala calidad, quienquiera que sea”, express.

Ahora el gobierno de España está nuevamente en los titulares por una acción que no tuvo el resultado esperado.