Bloody bombings and attacks in Gaza

By Alberto Barrera

La sangre siguió derramándose luego de una semana de bombardeos y artillería y ataques con morteros en la Franja de Gaza, where Palestinian officials claim that some 200 people have died, among which are 59 children and 35 women. Mientras el ejército y el servicio de emergencia de Israel dijeron que hubo 11 dead, incluido un niño.

Los esfuerzos internacionales para hacer un alto a la cruenta lucha han sido infructuosos. Ataques aéreos provocan que edificios altos caigan como castillos de naipes en medio de humo ante el potente poder explosivo y se ven ataques con morteros que se estrellan en escudos protectores como si fueran juegos electrónicos. Pero nada es ficción es muerte y dolor humano.

La situación en Palestina provocó el fin de semana marchas y concentraciones de protestas en distintos lugares de Estados Unidos, cuyo gobierno insiste en que Israel tiene derecho “a defenderse” y llama a evitar víctimas civiles.

Medios internacionales reportaron desde Copenhague, capital de Dinamarca, declaraciones en rueda de prensa del jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Anthony Blinken, quien aseguró que a Israel le asiste el derecho a protegerse y sostuvo que “no se puede hacer una equivalencia con un grupo terrorista como Hamás”, al que pidió detenerde forma inmediatael lanzamiento de misiles. Esta es la peor escalada bélica entre Gaza e Israel desde 2014.

El diario The Wall Street Journal reportó desde Tel Aviv que aviones israelíes lanzaron el lunes un fuerte ataque aéreo en la Franja de Gaza y según militares de ese país fue contra una red de túneles utilizada por Hamás, en el intento -según ellos- de frenarle la capacidad para atacar territorio israelí.

“El ejército también dijo que frustró un posible ataque submarino de Hamas en territorio israelí con un barco sumergido y mató a un alto comandante de la Jihad Islámica Palestina, otro grupo armado en Gaza que confirmó el asesinato”, dijo el Journal.

En la misma nota el diario estadounidense cita al alcalde de la ciudad de Gaza, Yahya al-Sarraj, quien aseguró que los ataques no habían tenido como objetivo las posiciones militares de Hamás sino que carreteras e infraestructura civil, dañando la economía de la ciudad.

En Israel el primer ministro Benjamin Netanyahu dijo que continuarán atacando posiciones en Gaza hasta que disminuyan la capacidad militar de Hamás¨. Mientras su líder político Ismail Haniyeh, dijo en una entrevista con el periódico libanés Al Akhbar que Egipto, Qatar, Rusia y la ONU les contactado en el afán de un alto el fuego, pero dijo que su grupo solo aceptaría una solución queesté a la altura de los sacrificios presentados por el pueblo palestino”.

El fin de semana manifestantes propalestinos salieron a las calles en Los Ángeles, San Francisco, Miami, New York, Boston, Filadelfia, Atlanta y otras ciudades estadounidenses para exigir que Israel ponga fin a los ataques aéreos contra la Franja de Gaza, según reportes de medios extranjeros.

En Los Ángeles miles de personas paralizaron el tráfico en una importante avenida del oeste de Los Ángeles durante una marcha de al menos 3,2 kilómetros hasta el consulado israelí, frente al cual agitaron pancartas que decían “liberen a Palestina” y gritaron “viva la intifada”.

Una protesta en el barrio de Bay Ridge, donde vive una amplia comunidad de habla árabe, en Brooklyn, New York, duró varias horas en las calles el sábado. Al atardecer, algunos manifestantes ingresaron en la interestatal 278 y cerraron el tráfico al menos en una dirección, según un video difundido en internet. En la protesta participó Bella Hadid, una famosa modelo palestina-estadounidense.

En la ciudad de San Francisco una multitud marchó en el distrito La Misión y ruidosamente los participantes sonaron tambores y constantemente gritaron: “Palestina será libre”.

On Sunday, durante una sesión del Consejo de Seguridad de la ONU Israel y Palestina intercambiaron acusaciones. La mayoría de las potencias representadas reclamaron el fin de las hostilidades, pero Estados Unidos dio su apoyo a las tesis israelíes por lo que ha sido posible tener un mensaje unificado.

Y en la mesa diferencias entre China y Estados Unidos sobre cómo detener el conflicto.

Según diversos medios algunas fuentes diplomáticas dijeron que Estados Unidos frenó textos propuestos por otros países defendiendo que consideró contraproducentes y que es mejor dar algo más de tiempo a la diplomacia.

China señaló a Washington: “únicamente la obstrucción de un país” es la que ha impedido que el Consejo de Seguridad hable “con una voz” sobre la situación en Oriente Medio.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, pidió que se detenga la violencia cuanto antes. “La lucha debe terminar. Debe detenerse de inmediato. Los cohetes y morteros por un lado y los bombardeos aéreos y de artillería por el otro deben cesar”, He said.