Romero inspires art and devotion in New York

Por Diana Vidal/Carmen Rodríguez/Carmen Molina T.

Es septiembre de 2018 y los comités de salvadoreños en Nueva York aceleran los preparativos para aportar a la celebración por la canonización del arzobispo mártir de El Salvador, Monsignor Oscar Arnulfo Romero.

Tanto en Manhattan como en los suburbios donde vive una gran cantidad de salvadoreños -cerca del medio millón, de acuerdo con estimaciones oficiales- se están preparando obras de arte como canciones, murales, plazas, así como celebraciones litúrgicas que coinciden con la elevación a los altares de Romero, the 14 de octubre en el Vaticano.

En Brentwood, Long Island, el salvadoreño Mario Crespo, miembro del grupo de jóvenes de la Parroquia Santa Ana, se prepara para una peregrinación hacia Roma junto a la comitiva oficial de la Diócesis de Rockville Centre.

La canonización de Monseñor Romero ha inspirado a los feligreses y artistas de Nueva York, quienes han unido esfuerzos para pintar murales, edificar una plaza y lanzar videos de canciones originales dedicadas a su memoria y legado.

“Profeta de nuestra tierra, profeta de nuestro tiempo, que la vida entera das por la paz y la justicia. Ya no eres de El Salvador, tu voz está en todas partes, pues en todas partes hay pobreza y desigualdad”, recita el joven Crespo. Se trata de los primeros versos de la pieza musical “Monseñor Romero”, del cantautor ecuatoriano Juan Morales, que a su juicio describen la esencia del trabajo realizado por el obispo mártir e inspiran a las nuevas generaciones a seguir su ejemplo.

Mario Crespo, un joven peregrino salvadoreño
Mario Crespo, un joven peregrino salvadoreño que viajará al Vaticano, para presenciar la canonización de Monseñor Romero, de quien contempla una estampa.
Photo: Diana Aguilar.

Crespo tiene 30 years, trabaja con los jóvenes de su Parroquia desde noviembre de 2009 y organiza cada año la celebración de la Virgen de la Paz, patrona de los salvadoreños. Es originario del Municipio de Lolotique, San Miguel, departamento del oriente del país donde también nació Monseñor Romero. “Mi admiración por Monseñor Romero nació allá cuando yo tenía 15 años de edad y era parte de la Juventud Misionera de la Diócesis de Santiago de María, obispado del cual Monseñor estuvo a cargo en el año de 1974 y donde para mí, inició su intensa labor a favor de los campesinos del área. Siempre, en el mes de marzo, conmemorábamos su muerte, realizábamos marchas, procesiones, misas y se nos hablaba de ese liderazgo que él tenía para atraer a las personas a sus homilías”, declara.

Crespo afirma que su inspiración por el trabajo de Monseñor Romero nació en el seno familiar, donde siempre han tenido esa visión de servicio a los más necesitados; por ello está feliz de ser parte del grupo que irá a presenciar la canonización. “Estoy feliz que le den el título de Santo a Monseñor y estar ese día ahí presente. El obispo del pueblo -como muchos le llaman- no era de izquierda ni de derecha, él solamente estaba luchando por los pobres como la misión de Jesucristo en la tierra. Se convirtió en la voz de los que no tenían voz, denunciaba las injusticias sociales, era humanitario, un buen samaritano”, añade.

Para el joven peregrino, Monseñor no es sólo de los salvadoreños. Él recuerda que cuando se incorporó a las actividades religiosas en Estados Unidos las personas le identificaban por ser de la tierra de Romero. La diócesis a la que él pertenece es la sexta más grande de los Estados Unidos.

“Él murió anunciando a Cristo, esa fue su mayor riqueza. Ni las balas, ni el el odio pudieron callar la voz de Monseñor. Como dice la canción de Juan Morales, él vive en el corazón de los pueblos oprimidos, vive donde falta la paz y la justicia, para siempre Monseñor será ese testigo de Cristo, ese pregonero de la libertad”, finaliza Crespo, quien argumenta estar listo para emprender su viaje a la sede apostólica.

Un mural y una nueva canción

En Manhattan, la devoción por Monseñor Romero ha inspirado la creación de un mural, que será develado un día antes de la canonización, dentro de la iglesia Nuestra Señora de Guadalupe.

El rector de la iglesia, Santiago Rubio, cedió un espacio para la elaboración del mural a petición del cónsul general de El Salvador en Manhattan, José Vicente Chinchilla. Una vez finalizada, la obra medirá 70 x 114 pulgadas y tiene como elemento central la figura de Romero liberando una paloma de la paz, rodeada de personas, niñas y niños; contiene otros elementos simbólicos como flores, la silueta de la Estatua de La Libertad y la del Divino Salvador del Mundo, patrono de El Salvador.

Los artistas convocados para este homenaje no son sólo salvadoreños; el grupo está integrado por Gerardo Sierra y Reynaldo Pardo (Colombian), Fabián Cortés (mexicano) y los salvadoreños Walter Dionisio, Karla Argueta, Saúl López, Jorge Guzmán y Aracely Sánchez.

El cantautor salvadoreño Oscar Platt
El cantautor salvadoreño Oscar Platt compuso la canción “El Monseñor”, en honor a la canonización del Beato Óscar Arnulfo Romero. El video fue filmado en Los Ángeles y Nueva York.
Photo: Lester Platt Productions.

Otro de los artistas salvadoreños residentes en el área, Oscar Flat, se ha unido a la celebración por la elevación de Romero a los altares. Su canción titulada “El Monseñor” cuenta con un video que fue grabado en Los Ángeles y Nueva York y lanzado en junio de 2018. En la actualidad ya cuenta con más de 100,000 reproducciones en la plataforma YouTube.

En la letra, Platt narra algunos de los pasajes más importantes en la vida del prelado, desde su nacimiento en Ciudad Barrios, el asesinato de su amigo, el sacerdote Rutilio Grande y el llamado de su vocación: “luchar contra dragones”.

La canción “El Monseñor” cuenta pasajes de la vida de Óscar Arnulfo Romero
La canción “El Monseñor” cuenta pasajes de la vida de Óscar Arnulfo Romero en El Salvador, desde su nacimiento, asesinato y elevación a los altares de la Iglesia Católica.
Photo: Lester Platt Productions.

La letra y música es original de Platt. El video estuvo a cargo de su hijo, Lester Platt, y en los créditos de producción figura Robb Hutzal y Double Moon International.

Plaza y escultura “viajera”

Salvadoreño Independiente New York Foundation, el Consulado General de El Salvador en Long Island y el párroco de la Iglesia San Lucas en Brentwood, Cristóbal Martín, se unieron para diseñar y construir una plaza denominada “Monseñor Óscar Arnulfo Romero” en el pueblo de Brentwood, Long Island.

Escultura de Monseñor Óscar Arnulfo Romero
Escultura de Monseñor Óscar Arnulfo Romero elaborada en el Vivero Colonial, in El Salvador, que será colocada en una plaza conmemorativa aledaña a la Iglesia San Lucas, en Brentwood, New York. La obra fue planificada por feligreses y empresarios salvadoreños. Photo: Carmen Rodríguez.

De acuerdo con Ernesto Trejo, director de la primera organización, la idea de construir un espacio físico para honrar el trabajo que el obispo mártir realizó en El Salvador a favor de los más necesitados, surgió a inicios del 2016.

“Soy feligrés de la Iglesia San Lucas y, desde el año 2006, every 24 of March, conmemoramos con un misa la muerte de Monseñor Romero y reflexionamos sobre su compromiso por denunciar la injusticia social. Es por ello que platicamos con el Padre Cristóbal desde que se supo que iban a hacer Santo a Monseñor y le propusimos junto con el cónsul general de Long Island, Miguel Alas, construir una plaza en la parte de atrás de la Iglesia, porque hay un espacio muy grande”

A inicios del 2018, se presentó la propuesta de la obra a un grupo de empresarios salvadoreños que la hicieron propia, manifestó el cónsul salvadoreño. “Son muchos los involucrados. Tenemos al ingeniero de la constructora 3J SITE DEVELOPMENT CORP., Jorge Luis Moreira, quien está encargado del diseño y edificación de la plaza, feligreses de la Iglesia que darán mantenimiento a la obra después de finalizada; la firma de abogados Palacios Law Group que financiará la construcción de la misma, el Comité Salvador Independiente donará la escultura de cuerpo completo de Monseñor Romero y nosotros como Consulado estamos realizando las gestiones para trasladar la figura desde El Salvador a Nueva York”.

Trejo expresa que un sacerdote salvadoreño le recomendó a la familia Santos, propietaria del Vivero Colonial, en cuyo taller se elaboran esculturas y otros ornamentos, para que hicieran la escultura del obispo mártir.

Escultura de Monseñor Óscar Arnulfo Romero
Escultura de Monseñor Óscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 March 1980 in El Salvador, que será colocada en una plaza conmemorativa a la canonización en la Iglesia San Lucas de Brentwood, New York.

La obra pesa 250 libras, aproximadamente, y mide 1.25 meters. Fue hecha a mano con cemento y polvo de mármol, tiene un crucifijo en la mano derecha y una Biblia en la mano izquierda. Fue elaborada en agosto de 2018 por un miembro de la familia Santos, quien tardó un mes en realizarla. “Nosotros nos sentimos muy orgullosos y creemos que es una bendición que nos hayan buscado. Definitivamente es un premio para nosotros como salvadoreños que nuestro Monseñor Romero ande por todo el mundo, él fue un hombre de paz y consideramos que con cada una de nuestras piezas, su palabra y su legado se extiende”, indicó Rosario Molina de Santos, copropietaria del Vivero Colonial.

Este negocio, que tiene más de 40 años de trayectoria, ha tallado muchas esculturas de Romero en cemento y mármol para iglesias, oficinas y espacios públicos de los diferentes departamentos de El Salvador. Se espera que la obra sea transportada en las próximas semanas a Nueva York.

Para el cónsul Alas, Monseñor no es una figura admirada sólo por los salvadoreños y la Iglesia Católica, es también un referente para la Iglesia Anglicana y Luterana, among other, por su incidencia, su compromiso y su vivencia de la palabra de Dios. “Esta obra física permitirá que la comunidad lo recuerde constantemente y que exista un lugar donde se le pueda honrar. La plaza servirá no sólo como un área de esparcimiento familiar sino también como un lugar de contemplación para este defensor de los valores del Evangelio”, pointed.

Escultura de Monseñor Romero será colocada en una plaza conmemorativa aledaña a la Iglesia San Lucas, en Brentwood, New York.
Escultura de Monseñor Óscar Arnulfo Romero elaborada en el taller del Vivero Colonial, in El Salvador, que será colocada en una plaza conmemorativa aledaña a la Iglesia San Lucas, en Brentwood, New York.
Photo: Carmen Rodríguez.

Añadió que el diseño de la plaza es circular ya que geométricamente es identificable en el entramado urbano; incluye una fuente en cuyo centro saldrá un pilar para sostener la escultura de Monseñor Romero. Las plazas son el centro por excelencia de la vida urbana ya que se convierten en espacios singulares y adecuados que ayudan a mantener la memoria histórica, indicó.

La inauguración de la plaza “Monseñor Óscar Arnulfo Romero” está programada para el mismo día en que se realizará el acto de canonización en Roma.