Test passed!

Photo: Courtesy INDES.
By Yaneth Estrada

Bajo todos los lineamientos de la Federación Internacional de Baloncesto (FIBA), Salvadoran Mario Granados passed the physical tests and was waiting for the theoretical exam, to opt for the revalidation of your license as an international arbitrator.

Granados began his international career as a FIBA ​​Referee representing El Salvador in 2008, época desde la que ha sido nombrado a eventos de alto nivel, entre los que se encuentran cinco premundiales efectuados en Estados Unidos, Chile and Mexico; así como Juegos Deportivos Centroamericanos, Centrobasket, y los torneos juveniles del área, among others.

“Estamos en la fase de revalidación, cada dos años nos toca hacer este proceso, la peculiaridad es que esta vez solo hay un espacio para El Salvador”, dijo Granados, quien agregó que “solo estoy esperando la prueba teórica. Tengo hasta el 31 de marzo para efectuarla, se hace en línea, pero ya pasó lo más complicado, que es la prueba física”.

Anteriormente El Salvador contaba con seis árbitros internacionales, pero la FIBA cambió el formato, depuró el listado y únicamente asignó un espacio para El Salvador, al cual ha optado Granados, cuya licencia se vence este año.

“Solamente tenemos una, pero estamos en gestiones para que nos habiliten una segunda licencia, puesto que estamos interesados en poder ser sede de más eventos internacionales en 2021”, explicó Gabriela Mena, gerente técnica y encargada de comunicaciones de la Federación Salvadoreña de Baloncesto (Fesabal).

De acuerdo con la Fesabal, el período de la licencia tendrá una validez de dos años, y dará comienzo en septiembre de 2021 y vencerá en agosto 2023