Panama needs to develop business potential for agribusiness

Photo VD / Courtesy: Pixabay.
Editorial Dept. Voz de la Diaspora

Panamá podría convertirse en un centro agroindustrial importante en la región impulsado por la posición geográfica privilegiada del país, de esa manera atraería más inversiones, y negocios, lograr la autosuficiencia y catapultarse como un gran exportador.

De ese éxito dan cuenta Alan Winstead de Simply Natura Farms, el gerente general de Lechería Hacienda Santa Mónica, Juan Manuel Henríquez, y el gerente de Mercadeo de Agrosilos, Lorenzo Girlando, cuyos testimonios confirman las ventajas que ofrece el país para el sector.

Estas empresas han logrado desarrollar negocios en vías de consolidarse que han superado algunos paradigmas relacionados a la tecnología, cadena de valor y la competitividad como fue expuesto durante su participación en el panel Nuevos Negocios Asociados con la Agroindustria durante la Cumbre Empresarial organizada por el Consejo de la Empresa Privada (CONEP).

Durante el panel moderado por el experto en Políticas Públicas de la Firma Consultora ITAS, Leroy Sheffer, los representantes de las compañías coincidieron en que el país tiene un alto potencial para exportar productos agropecuarios a mercados internacionales.

But nevertheless, consideran que para lograrlo se requiere abordar escollos como la falta de tecnificación en los procesos, mejorar la mano de obra calificada y reenfocar los subsidios, asimismo trabajar más en apoyos internos a la productividad y para modernizar la producción.

El ejecutivo de Simply Natura Farms, Alain Winstead, una empresa dedicada a la siembra de frutales a cielos abiertos, y hortalizas frutales en invernaderos, recordó que con todo el potencial que tiene Panamá su mercado va más allá de la capital, y podría extenderse a Canadá y Europa.

“Estamos hablando de 500 millones de personas que podemos aprovechar gracias a las ventajas competitivas que tiene Panamá, que no tiene Perú, Chile, Colombia e incluso México, que es el hub logístico”, afirmó Winstead.

Otra de las ventajas en que el sector se puede apalancar por su ubicación geográfica es el “hub” logístico panameño con la ventaja que “podemos llevar un contenedor a Nueva York a 3,500 dólares y a México le cuesta 7,500 dólares”, afirmó Winstead.

Meanwhile, Girlando de Agrosilos indicó que en el caso del arroz, Panamá no solo puede abastecer el consumo nacional, sino que entre cinco y siete años tener una visión de exportar a otros países, para lograrlo debe mirar más allá de la situación actual del sector agropecuario.

In that context, Panamá debería trabajar más fuerte para lograr a corto plazo el autoabastecimiento y el posterior aumento de la exportación, dijo el ejecutivo de Agrosilos, un complejo agroindustrial de última generación con tecnología verde, destinado a la recepción, acondicionamiento, almacenamiento, procesamiento y distribución de granos.

En torno al sistema de subsidios, las empresas coincidieron en que no fue un elemento decisivo dentro de sus planes de inversión, al mismo tiempo recomendaron que sean enfocados en atender temas de productividad.

“Siento que estos incentivos si tienen que ser distribuidos de una mejor forma, que realmente sean enfocados en productividad y no tanto en controlar el mercado” explicó por su lado, el gerente de la Lechería Santa Mónica, Juan Manuel Henríquez

Meanwhile, el viceministro de Desarrollo Agropecuario de Panamá, Carlos Rognoni, citó entre las bondades del mercado interno para los productos agropecuarios el alto poder adquisitivo, y el uso del dólar como moneda.

Rognoni afirma que desarrollar el sector es vital, ya que también tendrá un impacto social en el 40% de la población del interior y el 15% de la mano de obra del sector agropecuario que se debe cuidar para garantizar la paz social.

Asegura que el gobierno dará apoyo al sector y trabajará para mejorar la educación a través de planes como la posible conversión del Instituto Nacional de Agricultura (INA) en un clúster de educación destinado a estudiantes y productores.