What looked like a football festival ended in tragedy in Honduras

Tegucigalpa, Honduras. 17-8-2019. Photo VD / Courtesy: @MOTAGUAcom.
By Dennis Aguillón

Todo pintaba para una noche de buen fútbol, because in the league Honduras Honduran classic would dispute, a game of high risk.

Olimpia would face Motagua in Tegucigalpa, a party that always draws much attention.

But nevertheless, no one imagined what would happen, la fiesta se tiñó de sangre media hora antes del inicio del encuentro.

Todo comenzó cuando miembros de la barra del Olimpia atacaron al bus que trasladaba al estadio a jugadores del Motagua, lanzando piedras por lo cual algunos resultaron heridos.

Esto ocasionó que la barra del Motagua reaccionara y se desatara una batalla campal, tanto afuera como adentro del recinto, el resultado fue que salieron heridos niños, mujeres y personas de la tercera que habían llegado al estadio a disfrutar en familia.

La policía no dudó en intervenir y lanzaron gas lacrimógeno, para persuadir a los pseudo aficionados.

Las puertas de acceso al terreno de juego fueron habilitadas para evacuar a las personas que no tenían nada que ver con la trifulca, para que pudieran escapar.

No obstante esto no sirvió de mucho, ya que varios se vieron afectados por el gas que anteriormente había lanzado la policía.

Los reportes indicaban de varias personas lesionadas y cuatro fallecidos, uno de ellos por arma blanca.

El partido fue suspendido para poder salvaguardar la vida de los demás aficionados, árbitros, cuerpo técnico, autoridades y demás personal.

También la Liga Nacional de Fútbol de Honduras habría prohibido el ingreso de miembros de la Ultra Fiel del Olimpia al recinto, por tener antecedentes de ocasionar riñas.

La policía notificó que detuvo a un aficionado del Motagua por su presunta intervención en los disturbios, a este individuo le fueron decomisadas dos armas.

Tegucigalpa, Honduras. 17-8-2019. Photo VD / Courtesy: @MOTAGUAcom.